Viernes 09/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Mundo

Benedict Daswa podría ser el primer beato sudafricano. Fue un maestro de escuela que murió mártir por oponerse a la brujería

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El 2 de febrero de 1990, el siervo de Dios y maestro de escuela Benedict Daswa fue golpeado hasta la muerte con piedras y palos, por haberse opuesto a la brujería. Iba a cumplir 44 años. Acaba de concluir la fase diocesana de su proceso de canonización en la diócesis de Tzaneen, y podría ser proclamado el primer beato sudafricano.

 

Según la agencia vaticana Fides, Daswa “dio su vida para testimoniar la verdad, combatiendo las falsas creencias”. El siervo de Dios creció en una familia tradicional, que pertenecía a la pequeña tribu de los Lemba. Se convirtió a la fe católica mientras estudiaba para ser maestro de escuela.

Benedict se dio cuenta de que la brujería era contraria a la fe católica. Desde entonces, tanto en su vida privada como en público, asumió una clara posición contra dicha práctica. Denunció que personas inocentes habían sido asesinadas, acusadas injustamente de practicar la brujería. Benedict luchó también contra el uso de pseudo-fármacos y amuletos para la protección contra el mal de ojo.

El nuncio en Sudáfrica, Mons. James Patrick Green, entregará al prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, Mons. Angelo Amato, la documentación del proceso, “de 850 páginas, fruto de cinco años de investigación, durante los que se ha interrogado a diversos testigos considerados de credibilidad por las autoridades diocesanas”.

Mientras tiene lugar la fase romana del proceso, se publicará una breve biografía del siervo de Dios y un DVD para dar a conocer su vida en varios países africanos. También se imprimirán estampas para la devoción privada.