Viernes 09/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Iglesia-Estado

El grupo socialista quiere “dejar morir” la iniciativa de reprobar al Papa en el Congreso porque no les favorece ahora

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La tramitación en el Congreso de los Diputados de la reprobación al Papa, por sus palabras en torno al sida y los preservativos, se encuentra ahora mismo en la Comisión de Cooperación Internacional para el Desarrollo, presidida por la socialista Delia Blanco. El grupo socialista pretende “dejar morir”, aplazar “sine die” la tramitación de la reprobación.

 

La toma en consideración en el seno de la Comisión se negocia por la Mesa de la misma, encargada de establecer las prioridades entre los trabajos. En la última reunión de los componentes de la Mesa, esta misma semana, faltó uno de los miembros del PSOE, por lo que no se pudo acordar el orden del día de la próxima sesión de la Comisión, que tendrá lugar el 30 de junio.

Las fuentes del Congreso consultadas por Religión Confidencial afirman que dicha ausencia fue intencionada pues existe voluntad, por parte Estas mismas fuentes arguyen como una de las razones que el momento político no favorece a los socialistas para tratar esta cuestión.

Así, hay dos escenarios posibles para tomar en consideración la reprobación del Papa: el primero, después de las vacaciones de verano, con el eco ya amortiguado de las declaraciones de Benedicto XVI, y un segundo escenario consistente en ir posponiendo de modo indefinido dicha toma en consideración.