Martes 17/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Iglesia-Estado

El ejecutivo regional gastará más dinero con esta medida

Sorpresa en Aragón: 12 unidades más en la escuela pública y 13 menos en la concertada

El gobierno autonómico socialista había argumentado que retiraba los conciertos por la baja natalidad

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Tras la manifestación que hubo en Zaragoza el pasado martes, 4 de marzo, reclamando la libertad de enseñanza y pidiendo al Gobierno de Aragón que dialogara con los sectores afectados – centros educativos, sindicatos, patronales y, sobre todo, las AMPAs -, en la que hubo en torno a 50.000 manifestantes, se esperaba alguna reacción que tuviera en cuenta esa manifestación, calificada de “histórica” en la capital aragonesa.

Javier Lambán, presidente de Aragón. Javier Lambán, presidente de Aragón.

En conversaciones que algunos directivos de la concertada habían mantenido con cargos de la consejería de Educación, había salido a colación en estos meses el argumento de que la caída de natalidad tenía que llevar a tomar algunas medidas. Ante ese planteamiento, que es real, la concertada pensaba que habría margen para estudiar  las unidades que podrían cerrarse en función de las demandas de los padres.

Sin embargo, la “sorpresa” no ha tardado en llegar. El Gobierno de Aragón que preside el socialista Javier Lambán, con el apoyo de Podemos, Chunta Aragonesista e Izquierda Unida, ha comunicado, tras la manifestación del pasado martes, que se cierran 13 unidades en la enseñanza concertada y no se abre ninguna, y que en la pública se cierran 4 unidades y se abren 16.

Razones ideológicas

Ante estos hechos, padres y profesores de la enseñanza concertada consideran que queda claro que el Gobierno aragonés ha evitado analizar la necesidad de algunas aulas concertadas, y por razones ideológicas ha cerrado aulas concertadas en la misma zona que abre aulas públicas.

La indignación es comprensible, pues ha quedado de manifiesto que en absoluto se ha decidido por la caída de natalidad. Ante esta medida, organizadores de la manifestación afirman que no se les ha escuchado y tampoco se ha producido un atisbo de reflexión posterior a la manifestación.

Como diversas organizaciones de la educación concertada declaran, la libertad de enseñanza está protegida en la Constitución, y tan servicio es un aula pública como una concertada, con la ventaja adicional de que un alumno cuesta la mitad a la Administración en la concertada que en la pública.

Según varios organizadores de la manifestación, el gobierno autonómico va a gastar más dinero con esta decisión que si mantuviera las aulas concertadas, “pero se ve que la ideología  de controlar la educación prima sobre la economía y la libertad”. Ahora, los centros concertados intentarán, con reclamaciones urgentes, que se reconsidere, pero no es buena señal para un gobierno que, con frecuencia, elude los deseos de los ciudadanos.





·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·