Sábado 19/08/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Iglesia-Estado

Asegura que no existe demanda social

El PP de Madrid marca una línea roja sobre la eutanasia: no votará a favor de la despenalización

Los grupos de la Asamblea debaten una Proposición no de Ley presentada por Podemos que solicita al Gobierno central la legalización del “suicidio médicamente asistido”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Los grupos políticos de la Asamblea de Madrid debaten este jueves una Proposición no de Ley registrada por Podemos, para que la Comunidad de Madrid inste al Gobierno central a despenalizar el llamado “suicidio médicamente asistido”, o lo que es lo mismo, la eutanasia.

Diputados del grupo popular de la Asamblea de Madrid. Diputados del grupo popular de la Asamblea de Madrid.

Fuentes del Partido Popular han confirmado a Religión Confidencial que el partido, en este asunto, marca una línea roja muy concreta: “No votará a favor de la despenalización de la eutanasia” que supone la reforma del artículo 143.4 del Código Penal y castigado en España con penas de hasta diez años de cárcel.

Las mismas fuentes señalan a RC que en estos momentos no existe una demanda social al respecto y que España está a la cabeza de Europa en cuidados paliativos. “No es cierto que en Madrid se muera mal como ha declarado la diputada de Podemos, Carmen San José. Los cuidados paliativos en España son de primer orden”, afirman desde el grupo popular en la Asamblea de Madrid.

Durante esta semana, los diferentes grupos reflexionaran sobre esta iniciativa que como se recordará es una proposición no de ley y no es vinculante. El texto presentado por Podemos recoge el derecho a la eutanasia de “toda enfermedad grave. Este es un término muy amplío que necesita una exhaustiva revisión”, apuntan a RC desde el grupo popular en la Asamblea madrileña.

El PSOE está a favor de despenalizar la eutanasia según su programa electoral. Asimismo, el programa de Ciudadanos incluye “la sedación terminal a instancias del paciente y cuando el dolor no se pueda controlar”, recoge ABC.

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·