Lunes 21/08/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Iglesia-Estado

Las negociaciones para la recuperación del uso cultural y turístico del Oratorio de San Felipe Neri no avanzan. La Junta de Andalucía no ve prioritario el interés religioso del templo

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Oratorio de San Felipe Neri, centro de referencia del constitucionalismo en Cádiz está en el centro de las negociaciones entre la Junta de Andalucía y el Obispado. El primero quiere que continúe manteniéndose como uso cultural frente a la Iglesia que reclama más espacios para la celebración de misas o actos eclesiales.

La Junta de Andalucía prosigue en su intento de que el histórico e icónico Oratorio de San Felipe Neri, cuna del constitucionalismo sea dedicado para uso cultural y turístico. Parece que las negociaciones entre la administración regional y el Obispado se encuentran paradas ya que el interés de ambos no es el mismo.

El Obispado, propietario del edificio ha manifestado su intención de que una vez acabados los actos conmemorativos del Bicenterario de las Cortes de Cádiz volviera a compaginar el uso cultural con el religioso.

Las conversaciones mantenidas entre la Junta de Andalucía para que colabore en la gestión del templo religioso no están avanzadas.

Según el diario regional de Cádiz el delegado provincial de la Junta ha reconocido las dificultades que están teniendo en las negociaciones: "Las conversaciones sobre el Oratorio no están siendo nada fáciles. La discusión principal es que para nosotros hay que valorar como prioritario el evidente interés turístico y cultural que tiene el edificio mientras que para la Iglesia prima, según nos han dicho, el interés religioso".

En un primer momento se había puesto sobre la mesa que a partir de este año que comienza el edificio pasara a manos de la Diócesis pero manteniendo el carácter cultural y respetando el uso religioso de forma "muy puntual".

Según afirmaciones de la propia Junta el problema radica en que estas ideas iniciales no se explicaron con claridad sobre el papel y ahora la propia Diócesis, explican desde la administración regional, consideran que el templo debe funcionar como lo que es, con el desarrollo de actos religiosos y misas dominicales y en "detrimento de un carácter cultural y turístico" aseguran.

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·