Sábado 19/08/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Foto Noticias

El cardinal Cañizares toma posesión del arzobispado de Valencia

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Ha afirmado ante los fieles de su nueva diócesis que "urge anunciar la buena nueva de Jesucristo" en los "tiempos nada fáciles que estamos atravesando".

El cardinal Cañizares toma posesión del arzobispado de Velencia El cardinal Cañizares toma posesión del arzobispado de Velencia

El cardenal Antonio Cañizares expresó en la Catedral Metropolitana, en su homilía tras tomar posesión como nuevo arzobispo de la archidiócesis de Valencia, su deseo de “ser misión y querer vivir la misión entre vosotros para anunciar el Evangelio de la misericordia” y ha invitado a los valencianos a pedir por él para “ser el buen pastor que ama mucho a su pueblo y ora mucho por él”.

El purpurado afirmó que “soy enviado a vosotros para evangelizar a los pobres y a los pecadores, a los necesitados de misericordia, a los últimos, y a los que viven las diferentes periferias existenciales y sociales, como dice el papa Francisco”.

Igualmente, el nuevo arzobispo de Valencia se dirigió a los fieles de la diócesis valentina para recordarles el “derecho” que tienen “a que ore mucho, incesantemente, por vosotros” y para que “no me canse de anunciar el Evangelio de la misericordia”. Según el purpurado, “si no lo hiciera, demandádmelo” porque “sería señal terrible de que se habría enfriado mi amor por vosotros, ese amor que el Espíritu que se nos ha dado derrama sobre nosotros”.

En su homilía, el nuevo arzobispo de Valencia advirtió de la necesidad de “proclamar este Evangelio”, ante los “tiempos nada fáciles que estamos atravesando”.

Así, indicó que “me urge y apremia proclamar este Evangelio; urge anunciar la buena nueva de Jesucristo” y añadió que “estamos pasando una época en que la fe está siendo sometida a pruebas extremas”, pero, “en esta marcha oscura por el desierto de tiempos de increencia y de una cultura de muerte, estamos seguros de que Dios no abandonará a los hombres”.

Igualmente, afirmó que “los misioneros del Evangelio lo son de la paz, que significa y es la plenitud de todos los bienes”. Así, “la paz es unidad y, en estos momentos, decir unidad aquí entre nosotros, en España, tiene una significación muy profunda”, recalcó

Hablar de Dios es prioritario”

Asimismo, el purpurado, recordando palabras del papa emérito Benedicto XVI, aseguró que “proclamaré sin descanso, me gastaré y me desgastaré proclamando sin desánimo que prescindir de Dios, actuar como si no existiera o relegar la fe al ámbito de lo privado, socava la verdad del hombre e hipoteca el futuro de la cultura y de la sociedad”.

En ese sentido, advirtió que hablar de Dios es prioritario. “Que nada se anteponga a Dios, a las obras de Dios, para poder amar a los hombres: y esto acontece en la Liturgia, en la Eucaristía: esto es prioritario”, añadió.

Igualmente, dirigiéndose a los sacerdotes, el Cardenal invitó, “al comenzar junto a vosotros mi ministerio pastoral de Obispo” a que “¡volvamos a descubrir nuestro sacerdocio a la luz de la Eucaristía! y a “redescubrir este tesoro a nuestras comunidades en la celebración diaria de la santa Misa y, en especial, en la más solemne de la asamblea dominical”. En este punto, el purpurado se refirió a la aceptación de la Santa Sede, anunciada el pasado 28 de septiembre, para que Valencia pueda celebrar cada cinco años un Año Santo Jubilar “con ocasión de tener aquí esta reliquia tan preciada y única del Santo Cáliz de la Santa Cena”.

También, el Cardenal advirtió de la necesidad de los sacerdotes para el futuro de este este mundo, por eso, pidió “a toda la comunidad diocesana estar muy unida a vuestros hermanos y padres sacerdotes y que las familias estén abiertas al don de Dios”.


“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·