Lunes 05/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Foto Noticias

El Papa recuerda que el Bautismo no significa ingresar en una nueva asociación, sino el renacimiento a la vida nueva

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Papa dedicó su homilía de la Vigilia Pascual a la aflicción del hombre ante el destino de enfermedad, dolor y muerte que se le ha impuesto. Partiendo de una antigua leyenda judía tomada del libro apócrifo "La vida de Adán y Eva", subrayó como evidencia la resistencia que el hombre opone a la muerte. De forma exhaustiva el Pontífice describió cómo los hombres de todos los tiempos han buscado una hierba medicinal contra la muerte. E incluso hoy la ciencia médica actual está tratando, si no de evitar propiamente la muerte, si de eliminar el mayor número posible de sus causas, de posponerla cada vez más, de ofrecer una vida cada vez mejor y más longeva. Y añadió: "Sí, la hierba medicinal contra la muerte existe. Cristo es el árbol de la vida hecho de nuevo accesible. Si nos atenemos a Él, entonces estamos en la vida". Durante la Vigilia 6 catecúmenos recibieron los sacramentos de la iniciación cristiana. Dos de ellos procedentes de Albania y uno respectivamente de Somalia, Sudán, Rusia y Japón.