Viernes 09/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Foto Noticias

Benedicto XVI alienta a sus alumnos a no vivir "a la manera de los paganos"

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La reunión de Benedicto XVI con sus ex alumnos del 'Ratzinger Schülerkreis', concluyó el lunes en Castel Gandolfo. El encuentro que inició el pasado 27 bajo el tema “La Hermenéutica del Concilio Vaticano II” reunió a 40 exalumnos, quienes además de los trabajos de estudio compartieron con el Papa, momentos de oración y reflexión. El domingo, el Papa presidió la Santa Misa en el centro de congresos Mariápolis de Castel Gandolfo. Reflexionando sobre el Evangelio dominical, Benedicto XVI introdujo la celebración Eucarística y alentó a permanecer a la escucha del Señor, a no vivir ‘a la manera de los paganos’ y a seguir ‘el estilo de Dios’: "Queridos amigos, en el Evangelio de hoy el Señor nos señala que, en realidad, seguimos viviendo como los paganos: invitamos por reciprocidad sólo al que nos volverá a invitar, donamos a quien nos donará. Pero el estilo de Dios es distinto: lo experimentamos en la Santa Eucaristía. Él nos invita a su mesa. A nosotros que somos lisiados, ciegos y sordos, que no tenemos nada que darle. Durante la Santa Misa, dejémonos mover sobre todo por la gratitud por el hecho de que Dios existe, que es como es, que es como es Jesucristo. Por el hecho de que, a pesar de que no tenemos nada para darle y estamos llenos de culpas, Él nos invita a su mesa, quiere estar con nosotros. Pero aprendamos también a sentirnos culpables por lo poco que nos apartamos del estilo pagano, porque vivimos muy poco la novedad, el estilo de Dios. Y por ello comencemos la Santa Misa pidiendo perdón: un perdón que nos cambie, que nos haga que nos volvamos más parecidos a Dios, a su imagen y semejanza". El primer encuentro del profesor Ratzinger con sus antiguos alumnos tuvo lugar en marzo de 1977, cuando fue nombrado por Pablo VI arzobispo de Munich y Frisinga. Desde entonces la cita se repite todos los años, incluso después de su elección al trono pontificio.