Sábado 19/08/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

En voz baja

La película favorita del Papa

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El festín de Babette, la película danesa dirigida por Gabriel Axel es la película que más recomienda el Papa Francisco. La historia, basada en un relato de Isak Dinesen, está situada en un pequeño pueblo de Dinamarca. Babette, la protagonista, llega allí huyendo de Francia durante la represión de la Comuna de París en 1871. Trabaja durante catorce años como criada de dos solteronas y un pastor hasta que un día descubre que ha ganado la lotería. La reacción de esta criada entraña la esencia de la película: decide preparar una cena para celebrar el centenario del pastor.

En el libro titulado El jesuita, biografía en forma de entrevista del cardenal Bergoglio, el Papa explica que esta es una de sus películas predilectas en el contexto de la respuesta a una pregunta de los entrevistadores. La exageración de los límites prohibitivos queda plasmada en el calvinismo puritano de sus protagonistas, "que llegan a vivir la redención de Cristo como una negación de las cosas de este mundo". El entonces cardenal Bergoglio cuenta cómo cuando llega la frescura de la libertad a través del banquete de la cena todos quedan transformados. "En verdad, esa comunidad no sabía lo que era la felicidad. Vivía aplastada por el dolor. Estaba adherida a lo pálido de la vida. Le tenía miedo al amor".

La película es una exaltación de la generosidad que muestra a través del personaje de Babette la alegría de la fe católica y las ganas de vivir que se derivan de ella. El festín es una alegoría del festín por excelencia: la Eucaristía, alrededor de la cual se recupera la verdadera esencia de la persona humana y su felicidad.

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·