Jueves 23/10/2014. Actualizado 16:23h

En voz baja

La Santa Sede pide que acabe la violencia contra las mujeres

Monseñor Silvamo Tomasi, observador permanente de la Santa Sede ante las Naciones Unidas, ha pedido a los miembros de este organismo que se pongan a trabajar de forma constante para eliminar cualquier tipo de discriminación y violencia contra las mujeres.

En el discurso de la 20º sesión del Consejo de Derechos Humanos que ha tenido lugar estos días el arzobispo Silvano Tomasi señaló que "la violencia contra las mujeres sigue siendo una realidad ineluctable en muchos lugares" en donde con frecuencia reina la impunidad. Explicó que el Vaticano es consciente de esta realidad que calificó como triste y recordó las palabras pronunciadas por el Papa Benedicto XVI: "hay lugares y culturas en donde la mujer es discriminada o minusvalorada por el solo hecho de ser mujer (...) donde se consuman actos de violencia contra las mujeres (...). Ante estos hechos graves y persistentes es aún más urgente el esfuerzo de los cristianos para que en todo lugar sean promotores de una cultura que reconozca a la mujer, en el derecho y en los hechos, la dignidad que le compete".

El Vaticano, según comentó monseñor Tomasi, considera imprescindible el papel de la mujer sobretodo en el ámbito de la familia. La Santa Sede reconoce a las mujeres como parte fundamental para "preservar la institución de la familia y así, de la sociedad".

·Publicidad·
·Publicidad·