Lunes 21/08/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

En voz baja

Jesulín de Ubrique, paje del Rey Baltasar

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El torero se convertía en el protagonista de un acto en Arcos de la Frontera en el que recogió las cartas de los niños. Después de haber estrenado nueva imagen gracias a su operación de nariz, Jesulín de Ubrique se maquilló para convertirse en paje del Rey Baltasar. Como enviado especial de los Reyes Magos, el torero recogió las cartas de los niños más rezagados en una cabalgata en Arcos de la Frontera. Organizado por la Asociación de Vecinos del barrio de María Auxiliadora, el acto tuvo al torero como auténtico protagonista. El diestro, encantado, no dudó en aceptar el encargo para ser paje en la ciudad en la que vive desde hace ya varios años junto a su mujer María José Campanario, que no pudo acudir, y sus dos hijos pequeños, Julia y Jesús. Ellos sí que asistieron para ver a su padre convertido en paje del Rey Baltasar. Y lo hicieron de la mano de su abuela, Carmen Bazán, que acompañó a sus nietos en este día en el que los niños tuvieron la oportunidad de poder entregar sus cartas para los Reyes Magos. Quien no pudo acudir fue Andrea, la hija que Jesulín de Ubrique tuvo con Belén Esteban. Y es que a pesar de que los problemas parecen que están en vías de solucionarse, lo cierto es que el torero y su hija mayor todavía no se han reencontrado.

Simpático y muy atento con los niños que se le acercaron, Jesulín de Ubrique, que llegó a caballo, estuvo largo rato recogiendo las cartas de los más pequeños. Quizá por eso, el torero sorprendió calzándose unas zapatillas deportivas con las que aguantó todo el acto en Arcos de la Frontera.

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·