Martes 22/08/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Diócesis

Las parroquias son reacias a acoger conferencias sobre supuestas apariciones marianas. Prefieren evitar correr riesgos sobre un tema controvertido

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La abundancia de casos de supuestas apariciones marianas ha llevado a muchos párrocos a tener especial cautela cuando les solicitan espacio en los salones comunes de los templos para pronunciar conferencias en este sentido. Aunque no hay ninguna recomendación explícita, los párrocos prefieren evitar por pruedencia adentrarse en temas en los que no todo lo que lo que pueda decir un ponente escapa a su control.

Aunque hablar de apariciones marianas parece haberse puesto de moda, los párrocos saben que hay que tratar el tema con extremada cautela, tal y como hace la Iglesia, que trata esta cuestión con mucha delicadeza para no dar por válido algo que sea sólo una mera invención popularizada.

Ese razonable temor es especialmente importante en estos tiempos en los que el caso de las supuestas apariciones marianas en Medjugore empieza a ser admitido por muchos católicos, pero aún no tiene el visto bueno de la Santa Sede. A la popularidad de Medjugore se le suman otras supuestas apariciones no exentas de polémica, como las de Prado Nuevo en El Escorial.

E temor a que se hablé de estos temas en el foro de una parroquia es el que lleva a muchos sacerdotes a preferir que no se pronuncien conferencias en sus salones parroquiales que versen sobre apariciones. Lo ha vivido encarne propia Luis Eduardo López Padilla, experto mexicano que, según ha podido saber RC, tuvo muchos problemas para poder en o traer un local en el que pronunciar su conferencia "Apariciones marianas, luces y sombras". Tras visitar varias parroquias, finalmente ha tenido que hablar en un teatro del centro de Madrid.

Según explica un sacerdote a Religión Confidencial, no hay ningún tipo de norma expresa que impida ceder los locales de un templo para charlas sobre este tema sino que los párrocos se mueven con prudencia porque aquello que puedan decir los ponentes sobre una materia tan controvertida escapa a su control.

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·