Martes 22/08/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Diócesis

Monseñor Fidel Herráez está organizando las agendas

En marcha los actos de despedida de Rouco y de llegada de Osoro

Los dos buscan un perfil bajo, con pocos homenajes públicos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El arzobispo entrante quiere centrarse en las personas y tener visitas muy cercanas. Tanto Osoro como Rouco quieren limitar a lo imprescindible los homenajes y actos protocolarios. Para el cardenal, será especialmente emotiva la despedida del Seminario y de la Universidad Eclesiástica San Dámaso.


El relevo en el arzobispado de Madrid y los distintos actos en los que participarán el arzobispo entrante, monseñor Carlos Osoro, y el saliente, el cardenal Antonio María Rouco Varela, ya está tomando forma. Aunque los dos han querido evitar los grandes actos y homenajes, hay algunas celebraciones de despedida y bienvenida a las que hay que atender.

Para el cardenal arzobispo de Madrid han sido 20 años al frente de una diócesis importante. Aunque quiere evitar los grandes actos de homenaje, sí habrá una despedida oficial, de la misma manera que se ha organizado en Valencia para el 28 de septiembre en la Seo, cuando monseñor Osoro dirá adiós a los fieles Valencianos, días antes de que el 4 de octubre tome posesión el cardenal Antonio Cañizares.

De los pormenores de la agenda de la salida y la llegada se está haciendo cargo monseñor Fidel Herráez, obispo auxiliar de Madrid. El esquema que se está siguiendo se basa en la que ya se utilizo cuando hace ahora veinte años Rouco tomaba el relevo de monseñor Ángel Suquía.

Entre las despedidas más emotivas para el cardenal, según ha podido saber Religión Confidencial, estará la del Seminario y la Universidad Eclesiástica San Dámaso, que Rouco ha impulsado con fuerza en sus años al frente de la diócesis. Monseñor Osoro, que pasará a tener el cargo de Gran Canciller de este centro.

Por su parte, Carlos Osoro también quiere limitar en la medida de lo posible los actos institucionales, aunque habrá algunos protocolarios que serán necesarios. Su voluntad es que los eventos de su llegada a la diócesis estén muy pegados a quienes se van a convertir en sus nuevos feligreses.


“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·