Lunes 25/09/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Diócesis

Esperan recoger unos 32.000 euros

Una iniciativa popular capta fondos para recuperar un monasterio burgalés del siglo XVII

La asociación “Salvemos Rioseco” ha lanzado una campaña de micromecenazgo para restaurar la cilla del convento de Santa María de Rioseco

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

“Salvemos Rioseco” es una iniciativa popular que ha surgido para captar fondos y poder restaurar la cilla del convento de Santa María de Rioseco, un monasterio burgalés del siglo XVII. Con esta campaña esperan recaudar casi 32.000 euros.

Monasterio de Santa María de Rioseco (Burgos). Monasterio de Santa María de Rioseco (Burgos).

El objetivo que se han propuesto los miembros de la asociación es salvar del derrumbe definitivo la cilla del monasterio de Santa María de Rioseco, situado en la comarca de Las Merindades de Burgos.

La asociación “Salvemos Rioseco” lleva desde el año 2008 peleando por recuperar este monumento de inmenso valor histórico-artístico que pertenece al arzobispado de Burgos.

La cilla es el granero o bodega de los monasterios a la que se accedía directamente desde el claustro procesional. En los monasterios cistercienses solía estar situada en el lado oeste (como ocurre en Rioseco) y habitualmente era de planta rectangular y abovedada.

Para conseguir su propuesta, “Salvemos Rioseco” ha acudido a micromecenazgo o crowdfunding, ya que su objetivo es reunir los 31.910 euros necesarios para frenar el deterioro del monasterio.

Se han asociado con la plataforma “Todos a una” de Hispania Nostra y acaban de lanzar esta campaña de micromecenazgo que ya ha recibido 1165.01 euros.

Salvemos Rioseco es un colectivo que agrupa a personas unidas férreamente en un proyecto común. Personas de diversa procedencia y edades colaboran codo con codo sin otra recompensa que el deseo de recuperar estas emblemáticas ruinas.

Voluntarios de la asociación han realizado visitas guiadas, principalmente en Semana Santa y en los meses de verano. Y el año pasado, por ejemplo, durante el período estival acudieron al lugar más de 6000 visitantes.

Contra el vandalismo 

Desde el año 2008 han llevado a cabo varios campos de trabajo voluntario durante los veranos, gracias a los cuales se ha conseguido devolver al monasterio la dignidad perdida por tanto vandalismo ejercido sobre sus dependencias. En estas jornadas se colocaron en primer lugar los altares profanados y reubicado las losas disgregadas. 

Las donaciones se pueden realizar visitando la web de Hispania Nostra






·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·