Sábado 03/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Diócesis

La estrategia jurídica de los Amigos del Museo de Lérida sobre los bienes de la Franja: 'Si nadie desde 1910 los ha reclamado, deben quedarse en Lérida'

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El litigio de los bienes de la Franja, que enfrenta a las diócesis de Lérida y Barbastro, tuvo la pasada semana un giro inesperado. La Asociación de Amigos del Museo de Lérida encontró un posible resquicio jurídico para evitar la salida de las piezas de Lérida. Preguntaron en una demanda si alguien desde 1910, hasta la creación de la diócesis de Barbastro, ha reclamado los bienes.

La respuesta es que no. Buscan que un juzgado civil se pronuncie. Lo que el juez debe determinar es si Lérida, en principio "depositaria" de los bienes, con el paso del tiempo y sin reclamación por parte de las parroquias propietarias de los bienes durante 90 años, tiene derecho de propiedad sobre los bienes.

Por otro lado, la diócesis de Barbastro tiene de su parte una sentencia del Tribunal Supremo de la Signatura Apostólica de 28 de abril de 2007, en la que se afirma que los bienes deben ser restituídos a sus antiguos dueños.

Antes, el 8 de septiembre de 2005, la Congregación para los Obispos decretó que se devolvieran a la diócesis de Barbastro-Monzón 112 piezas de las 127 reclamadas. También determinó que la entrega se hiciera en el plazo de treinta días.

La diócesis de Lérida apoya con sus argumentos la postura de los Amigos del Museo. Afirma en una nota, del pasado 26 de enero, que "las obras litigiosas permanecieron en Lleida desde la encomiable labor del Bisbe Messeguer que con ello impidió el expolio, deterioro o destrucción de las mismas hasta nuestros días, recopilando y salvaguardando las mismas y gratificándolas dando siempre algo a cambio, como así nos consta al examinar la documentación desde la toma de posesión del nuevo y actual Prelado, contando con la opinión del jurista del Obispado, sin que, en aquella época, nadie reclamase las mismas, por cuanto hallándose en una mismma diócesis, en una única casa, la diócesis de Lleida, nadie podría reclamarlas, porque son bienes de la Iglesia".

Desde la diócesis de Barbastro expresan su perplejidad a Religión Confidencial por el hecho de "que un juez civil entre en el litigio". Por su parte, el vicario judicial de Lérida, Antoni Ajelet, explicó a RC que van a esperar a que la juez se pronuncie. El juicio está previsto para mayo.