Martes 06/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Diócesis

Los obispos discutirán el próximo jueves unas orientaciones 'no vinculantes' para unificar la prevención de contagios de la gripe A en las iglesias

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El primer Comité Ejecutivo de la Conferencia Episcopal del curso, que se celebra el 10 de septiembre, redactará un documento con "criterios no vinculantes", que orienten a los obispos y unifique la estrategia de la Iglesia en España ante la epidemia de Gripe A, que se espera que aumente su incidencia en invierno. Entre las medidas aconsejadas se podría contemplar, siguiendo un documento de los obispos portugueses, retirar el agua bendita de los templos, recibir la comunión en la mano, dar la paz con una inclinación de cabeza en lugar de con la mano, y mentener aireados los templos especialmente los domingos.

Aunque sólo los obispos pueden decidir modificaciones como aconsejar la comunión en la mano, son muchas las parroquias españolas que han adoptado por su cuenta precauciones para minimizar la incidencia de la Gripa A.

Algunas aconsejan durante la Misa que se de la paz con una simple inclinación de cabeza, en otras se han repartido octavillas con indicaciones como comulgar con la mano (como muestra la foto de arria), y en otros casos, como en Toledo o o Málaga, los deanes de las catedrales han decidido eliminar la tradición de besar la medalla de la Virgen o retirar el agua bendita de las pilas.

En el entorno de España, hasta el momento, sólo la Conferencia Episcopal portuguesa ha hecho recomendaciones para todo el país, unas pautas "provisionales" y que "no son normas litúrgicas", dicen los obispos en el documento.

Con el título de 'Directrices para la Pastoral de la Salud sobre la Gripe A', los obispos portugueses aconsejan a los 'ministros de la Comunión, sacerdotes y ministros extraordinarios, que se limpiem las manos con una solución antiséptica antes de la distribución de la comunión'; que los fieles reciban la Comunión en la mano y no en la boca, dar la paz con una inclinación de la cabeza, sin contacto físico, y piden a las parroquias, vaciar las pilas de agua bendita, mentener los templos suficientemente aireados, sobre todo en las celebraciones del domingo.