Martes 17/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Diócesis

Politización de actos religiosos

El 'enredo' de los medios españoles con la oración por la unidad en Gibraltar

Diócesis

Hablamos con el Arcipreste de La Línea de la Concepción, Juan Antonio Valenzuela: “ La relación entre obispados es buena. La única diferencia entre el Obispo de Gibraltar y yo es que el habla inglés y yo español”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La tergiversación del acto de las diócesis fronterizas de España y Gibraltar ha provocado una oleada de noticias en los medios españoles que ha generado sorpresa en ambos territorios. Lo que comenzó en un principio siendo un acto de unidad y oración, que no es la primera vez que se hace, terminó con un comunicado por parte del arcipreste de la Línea mediante el cual el miércoles se cancelaba el acto de oración del jueves.

Aún así, el acto se celebró en Gibraltar. Solo fue cancelado por la parte española. El arcipreste, Juan Antonio Valenzuela, ha explicado para Religión Confidencial que, al contrario de lo que se ha dicho en algunos medios de comunicación “la relación entre ambos lugares siempre ha sido muy cordial y se han hecho muchos actos conjuntos”. El motivo de la cancelación de esta celebración de oración conjunta “solo por la parte española” es la “politización” y “tergiversación” del sentido religioso del acto programado. Aunque no ha aclarado de dónde venía esta politización ha insistido en que no es la primera vez que se hacen estos actos conjuntos y que se trata de diócesis hermanas. En particular, el arcipreste ha declarado: “La única diferencia entre el Obispo de Gibraltar y yo es que el habla inglés y yo español”. El P. Juan Antonio Valenzuela ha recordado el acto conjunto que se hizo hace unos años en el que los gibraltareños les regalaron una imagen de su patrona que está entronizada en la iglesia linense de la Inmaculada. “Vinieron andando desde la frontera y se hizo una celebración conjunta”, apunta este sacerdote.

Algunos medios de comunicación han publicado en sus titulares que el acto se había desconvocado pero lo cierto es que se realizó el pasado jueves a las 19 de la tarde. Consistió en una procesión que comenzó en las zonas limítrofes y siguió por las calles del obispado de Gibraltar para acabar en la catedral Saint Mery The Crowned. El obispo de Gibraltar, Ralph Heskett, recordó en su comunicado tras la cancelación del acto por parte de España que la “Vigilia de Oración no es un acto político. Simplemente es el Pueblo de Dios reuniéndose en oración por la mejora de las relaciones entre nuestras dos comunidades”.

Parte de esta confusión vino determinada por el comunicado del arcipreste linense que declaró que El acto de oración había sido desconvocado por Monseñor Ralph Heskett. El acto conjunto efectivamente no se celebró pero sí por parte de los gibraltareños, que lamentaron la ausencia de los españoles e insistieron en la no politización de los actos religiosos.

Fuentes de la parroquia del arcipreste han declarado a Religión Confidencial que es muy normal para las dos comunidades que unos participen en la vida religiosa de los otros y viceversa. Incluso por parte de movimientos y realidades eclesiales participan en actos conjuntos. Un grupo del Camino Neocatecumenal estuvo en Gibraltar para pedir una bendición para la Línea de la Concepción y los grupos carismáticos de Gibraltar han ido en ocasiones a La Línea a celebrar actos religiosos con la comunidad de La Línea. “Somos diócesis hermanas y quien diga lo contrario miente”, declaran estas fuentes a Religión Confidencial.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·