Martes 06/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Diócesis

El arzobispo de Granada denuncia que “se silencien los suicidios que se producen entre las mujeres que han abortado”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Monseñor Martínez alerta del “silencio” extendido sobre las consecuencias del aborto, y en concreto la nula mención al “número de suicidios entre las mujeres que han abortado”.

 

En este contexto Martínez añade que en Andalucía también “se silencia que, según estadísticas oficiales, la primera causa de muerte entre los adolescentes y jóvenes no son los accidentes de tráfico, sino el suicidio. Y como se silencia, nadie se pregunta por qué”.

En un artículo difundido por la oficina de comunicación de los Obispos del Sur, el arzobispo de Granada critica que tampoco se hable de “la amargura infinita y el dolor en que viven la inmensa mayoría de las que se han creído que eso era un derecho”.

 

Martínez defiende las palabras del Papa sobre el Sida en África, dirigidas a “cambiar nuestra mirada sobre la sexualidad”. Pero acepta que, la “verdad” expresada por Benedicto XVI, sólo vale “para el que no esté dispuesto a resignarse a que su futuro sea formar parte, solidaria y alegremente, del hormiguero universal, controlado por esa nueva casta de Grandes Hermanos que se multiplica como las setas”.

 

El responsable de la diócesis granadina muestra su rechazo al anuncio del Gobierno sobre la venta sin receta de la píldora abortiva. “Sus consecuencias, absolutamente conocidas en caso de abuso, no se quieren decir, para que no quede rastro o huella alguna, para que nadie les pueda reclamar el día de mañana por este crimen contra la humanidad de nuestros adolescentes (y contra su salud mental, afectiva y corporal)”.