Viernes 18/08/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Diócesis

Más de 30 obispos acompañaron a Munilla en su toma de posesión. Pidió a sus fieles "comprensión y buena voluntad en la acogida"

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

En su primera homilía como obispo en la Catedral de San Sebastián, monseñor Munilla quiso quitar importancia "al factor mediático", en referencia a los numerosos análisis que se han dedicado a las reacciones producidas, dentro y fuera de la Iglesia, desde que se conoció su nombramiento. Los medios, dijo, contribuyen a "construir castillos en el aire, a ver gigantes donde sólo hay molinos".

También, añadió, "a engrandecer a quienes lejos de ser supermanes, tan sólo son unos peregrinos más, o tal vez, a juzgar como demonios a quienes simplemente comparten nuestra misma condición pecadora".

"Me presento ante vosotros pobre y humilde, dijo Munilla en su homilía, con la inevitable sensación de que las expectativas que muchos de vosotros podáis tener, son muy superiores a lo que quepa esperar de mí".

No ocultó en sus palabras su consciencia sobre "la presión" que se ha producido con su nombramiento. "Por ello, dijo, quiero pediros a todos vuestra comprensión ante mi pequeñez, al mismo tiempo que vuestra buena voluntad en la acogida de las palabras de este pastor de la Iglesia".

Y también quiso restar gravedad al relato que han difundido los medios. "El factor mediático tan influyente en nuestros días, explicó, contribuye fácilmente a construir castillos en el aire, a ver gigantes donde sólo hay molinos, a engrandecer a quienes lejos de ser supermanes, tan sólo son unos peregrinos más en el camino de la vida; o tal vez, a juzgar como demonios a quienes simplemente comparten nuestra misma condición pecadora".

Reiteró su condición "pobre y humilde, al mismo tiempo que consciente de la misión que he recibido de Cristo y de su Iglesia", añadió. "Nada busco por mi cuenta y sólo le pido a Dios «acertar», ser instrumento suyo en la construcción de su Reino… Ser «instrumento», no más. Pero tampoco menos".

Concluyó sus palabras "con pleno deseo y disposición de trabajar en nuestra Iglesia diocesana, de forma que todos juntos sirvamos a Cristo. Mi intención es la de entroncarme plenamente en el recorrido de nuestra diócesis, sumando mis esfuerzos al proyecto pastoral diocesano de una Iglesia al servicio del Evangelio".

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·