Martes 17/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Diócesis

Fue inaugurada el día de la Asunción

Una Virgen María corona el principal objetivo del Estado Islámico en Irak

Los cristianos iraquíes no pierden la fe. Aún presas del miedo por todo lo que están viviendo, la persecución los afianza en todo aquello que creen.

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Testimonio claro de esta fe probada es la imagen de la Virgen, erigida sobre una columna a una altura de quince metros, en la ciudad kurda de Erbil, principal objetivo del Estado Islámico, inaugurada el pasado 15 de agosto, fiesta de la Asunción de María.

Virgen (AICA) Virgen (AICA)

La ceremonia corrió a cargo del obispo de Erbil, monseñor Bashar Warde Mate y con la presencia de las dos comunidades tanto los caldeos como los asirios en un signo de unidad ante la persecución.

En esta zona kurda vivieron durante generaciones miles de cristianos, cantidad que se multiplicó ahora con la llegada de los refugiados que huyen de los islamistas.

A escasos kilómetros del frente, la imagen de la Virgen da ánimo a una comunidad cansada y aterrada y sirve ahora como una fuente de esperanza. Una imagen que además gira sobre sí misma para poder mirar a todas las direcciones para hacer presente que ella está en todas partes y que no abandona a sus hijos.

Durante la homilía, realizada en siriaco, el obispo hizo precisamente un llamamiento a seguir a María que no dudó en seguir y ayudar a un Cristo perseguido.

El proyecto llevaba planeado mucho tiempo y justamente se ha podido inaugurar cuando la situación es más extrema. Ahora ella desde la altura los protege y los anima a seguir adelante.


·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·