Domingo 04/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Diócesis

Sistach: "En nuestra sociedad la muerte se esconde, muy pocas personas mueren en su casa acompañadas de sus familiares"

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Con motivo de la Fiesta de difuntos, el arzobispo de Barcelona, Luis Martínez Sistach, destacó en su carta dominical que "hoy se vive al día”, por lo que “disponemos de poco tiempo para mirar de vez en cuando hacia atrás y recordar. En nuestra sociedad, la muerte se esconde tanto como es posible”. Como consecuencia, añadió, “son muy pocas las personas que mueren en su casa y bien acompañadas de sus familiares".

En el fondo, afirma Sistach, "el hombre rechaza instintivamente su desaparición perpetua porque es un ser de futuro. En la intimidad más profunda del ser humano hay una semilla de eternidad que lo hace irreducible a la sola materia, porque el hombre ha sido creado a imagen y semejanza de Dios, que es eterno. La muerte aparece como la puerta que abre sus secretos al misterio del más allá y de la trascendencia".

La cristiana es la contraria a aquella actitud, recuerda el arzobispo de Barcelona. "Los cristianos hallamos en nuestra fe una salida mucho más airosa, satisfactoria, esperanzada y dulce que en la filosofía de Sastre o de Heidegger. La última melodía que escuchan los restos mortales del hombre no son los montones de tierra que caen sobre su propio ataúd. La resurrección vivida por Jesús de Nazaret el día de Pascua se hará extensiva a toda la humanidad".