Jueves 24/08/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Diócesis

Rouco, dedicado a su diócesis, incluso en las visitas privadas. Comió en un campamento de verano y pasará una tarde en los cursos de vida consagrada

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El cardenal arzobispo de Madrid suele aprovechar el mes de julio para hacer algunas visitas privadas a personas de la diócesis. Este año, ya ha pasado un día de campo en Gredos, en un campamento organizado por la Milicia de la Virgen Inmaculada

Antes de agosto, irá a ver a los participantes en los cursos de vida consagrada que la Universidad Eclesiástica San Dámaso organiza, también con sede en Ávila.

Estos encuentros del cardenal, que no forman parte de su agenda oficial, le permiten acercarse a los fieles de la diócesis de una manera más próxima. Así, con los chicos de Ávila, aprovechó para ir de visita en un día central del campamento en el que acuden todas las familias. Allí celebraron la Santa Misa y compartió mesa y mantel con todos. Por la tarde, Rouco asistió a un festival que habían organizado los chicos.

En cuanto a los cursos de vida consagrada, dos citas que se organizan en verano en el seminario de Ávila por la Universidad San Dámaso en colaboración con la Comisión Episcopal de Vida Consagrada, al cardenal le gusta acercarse siempre una tarde para poder charlar con los participantes. Y la cita que tampoco faltará es la de Galapagar, localidad en la sierra madrileña a la que suele ir a visitar a las Hijas de Santa María del Corazón de Jesús.

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·