Domingo 11/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Diócesis

El Papa nombra a Sanz Montes arzobispo de Oviedo, y a Munilla, obispo de San Sebastián

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La Santa Sede ha hecho público que el Papa Benedicto XVI ha nombrado arzobispo de Oviedo a Jesús Sanz Montes, en la actualidad obispo de Huesca y Jaca. Y al hasta ahora obispo de Palencia, José Ignacio Munilla, nuevo obispo de San Sebastián. La archidiócesis de Oviedo estaba vacante desde abril, cuando Carlos Osoro tomó posesión como arzobispo de Valencia.

 

Desde entonces estaba al frente de la diócesis ovetense, como administrador diocesano, el obispo auxiliar de Oviedo, Raúl Berzosa.

El Papa ha aceptado la renuncia presentada por Juan María Uriarte, que cumplió 75 años en junio. Uriarte, que ha sido obispo de San Sebastián desde el año 2000, seguirá como administrador apostólico hasta la toma de posesión del nuevo obispo.

Jesús Sanz Montes nació en Madrid en 1955. Estudió en el seminario de Toledo y, posteriormente, ingresó en la Orden Franciscana. Fue ordenado sacerdote en 1986. Es licenciado y doctor en Teología por el Pontificio Ateneo Antonianum (Roma) y licenciado en Teología de la Vida Religiosa por la Universidad Pontificia de Salamanca.

En el año 2000 fue nombrado director del Secretariado de la Comisión Episcopal para la Vida Consagrada, de la que es presidente desde 2005. En 2003 fue nombrado obispo de las diócesis de Huesca y Jaca. De esta manera, ambas diócesis quedaron unidas “in persona Episcopi”, aunque con independencia entre sí.

José Ignacio Munilla Aguirre nació en San Sebastián en 1961. Inició los estudios eclesiásticos en el seminario de Toledo y los concluyó en San Sebastián. Obtuvo la licenciatura en Teología en la Facultad de Teología del Norte de España. Fue ordenado sacerdote en San Sebastián en 1986.

Desarrolló su ministerio sacerdotal en Zumárraga (Guipúzcoa), donde fue vicario parroquial de Nuestra Señora de la Asunción de 1986 a 1990. Ese año fue nombrado párroco de El Salvador, donde estuvo hasta su nombramiento como obispo de Palencia en 2006. En la Conferencia Episcopal, es el obispo responsable de la Pastoral Juvenil, cargo que comparte con el obispo de Coria-Cáceres, Francisco Cerro.