Martes 23/12/2014. Actualizado 01:00h

Diócesis

Los obispos de Oviedo y León muestran su apoyo a la causa minera. La HOAC y sacerdotes de las cuencas también se han sumado

Las reivindicaciones de los mineros que han organizado una marcha hasta Madrid han contado con el apoyo, no solo de la HOAC, sino también de sacerdotes de las cuencas mineras más afectadas como la de Fabero-Sil. Además, tanto el arzobispo de Oviedo como el obispo de León escribieron sendas cartas en las que muestran su respaldo a los afectados.

Ya a finales de junio el arzobispo de Oviedo declaraba en su carta pastoral su experiencia durante una visita a la cuenca minera. Ocurrió en la celebración de la Fiesta de Santa Bárbara en Asturias. Allí le impresionó ver a los mineros y a sus familias "procesionando a la santa de la torre-castillete en la que fue martirizada. Lágrimas y plegarias al cantar el Santa Bárbara Bendita. Tuvimos misa y luego comida con gente buena y sufrida".

En ese momento Jesús Sanz fue invitado a bajar a la minería. Ahí se pudo dar cuenta del duro trabajo que se vive bajo tierra: "Me conmovió la dureza del trabajo, que no sólo te arruga las sienes y acartona las manos, sino que dibuja la tristeza en el rostro aunque tengas el corazón cantando. Esa fugaz experiencia despertó un interés ante este colectivo de trabajadores que me llevó a solidarizarme con ellos en un momento –uno más– que ellos y sus familias han sufrido".

Cuando el arzobispo de Oviedo se enteró de que llevaban tres meses sin cobrar quiso dejar tres meses de su sueldo para ellos. Aun que no se vanagloria de su gesto sabe que es "Sólo eso: un gesto de humana y cristiana solidaridad puesto en el candelero".

Lo que sí quiere transmitir es el trasfondo social del asunto y separarlo del político del cual todas las partes han tenido responsabilidad. "No me corresponde a mi como arzobispo, ni a la Iglesia en Asturias, entrar en las cuestiones de índole política donde habría tanto que decir detrás de cada una de las siglas de los Partidos, porque todas ellos han tenido y tienen una responsabilidad. La gestión de los fondos mineros, la fijación de los plazos para el desmantelamiento de la minería asturiana, y las negociaciones con Europa.

El obispo de León y los miembros del Consejo presbiteral de la Diócesis también apoyaron las reivindicaciones mineras. En un comunicado manifestaron "la preocupación por las situaciones de inseguridad e incertidumbre, tensión e incluso violencia que se derivan de este problema; la cercanía humana y cristiana a todos los que sufren por estas causas, con particular referencia a las mujeres y a los niños; y el ruego de que todas las partes implicadas en el conflicto estudien en detalle el problema y las posibles salidas al mismo, establezcan para ello el diálogo oportuno y lleguen a adoptar las soluciones que mejor preserven el bien común y de las personas y familias".

Según fuentes de la HOAC, al encuentro minero que tuvo su final de trayecto en la ciudad de Madrid acudieron, entre otras, organizaciones católicas de Alemania. Además la HOAC hizo entrega del comunicado que dio a difundir a los medios sobre las líneas generales de su apoyo a los mineros. En este recorrido, la HOAC estuvo acompañada por otra organización católica, la JOC (Juventud Obrera Cristiana).

·Publicidad·
·Publicidad·