Sábado 03/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Diócesis

Munilla alerta sobre la paradoja de la época actual que cuenta con “medios muy sofisticados, pero con metas confusas”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

En la fiesta de la Asunción, el obispo de San Sebastián alertó sobre la paradoja de la época actual, “con medios muy sofisticados, pero con metas confusas”. Y recordó “la importancia de mirar a la Virgen María, ‘Estrella de los mares’, que actúa como un faro humilde pero eficaz, de forma que guiados por su luz, podamos llegar a puerto seguro”.

Monseñor Munilla reflexionó sobre “las preguntas definitivas por el sentido último de la vida”, que “son y han sido básicamente las mismas en el hombre y en la mujer de todas las épocas: en el hombre primitivo, en el ciudadano de Grecia, en el del Imperio Romano, en el de la Edad Media, en el del Renacimiento, en el de la Edad Moderna y en el de la Post-Moderna: “¿Por qué hemos sido llamados a la existencia? ¿Para qué hemos sido creados? ¿Cuál es la meta del ser humano?”

“La respuesta de la Revelación cristiana, añadió, trasciende tiempos y lugares: Nuestra meta es el Cielo. Cristo, mediante su Redención, nos ha abierto las puertas del Cielo, haciéndonos “dignos” a los que somos “indignos”. Y María es la primera criatura humana que goza en plenitud -en cuerpo y alma- de lo que nosotros esperamos alcanzar algún día…”.