Jueves 08/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Diócesis

Munilla niega que los vicarios hayan dimitido: "Estaban cesados desde la jubilación de Uriarte, de acuerdo con el derecho canónico"

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Monseñor Munilla afirmó explicó en una entrevista en la Cadena Cope que "es falso" que los vicarios generales hayan presentado su dimisión. "Cuando un obispo de jubila, explicó, como en el caso de Uriarte el 21 de noviembre, sus vicarios cesan automáticamente. Ellos me habían manifestado que querían tener un año sabático y yo les di mi visto bueno. Entendí que habían terminado una etapa".

En una entrevista en la Cope, se quejó de la aparente intención de llevar "noticias a los medios con deseos de sembrar cizaña". El nuevo obispo de San Sebastián recordó su toma de posesión celebrada el pasado sábado, y agradeció su presencia a los "muchos sacerdotes que habían tenido resistencias, y declaraciones públicas" en referencia a los que firmaron un manifiesto contra su nombramiento. "Agradezco especialmente su presencia allí. También los errores los tenemos que vivir y sanar conjuntamente", añadió.

Sobre el aplauso de ocho minutos que recibió de los fieles congragados en la Catedral donostiarra, dijo que "fue sanador, y para la gloria de Dios, teníamos deseo de expresar la comunión entre nosotros".

Consideró que su nombramiento "ha tenido demasiada repercusión mediática", y aludió a sus palabras en la homilía del sábado acerca de las "imágenes de supermanes que los medios construyen donde no los hay, o de demonios donde no los hay". "Las cosas son más sencillas de lo que parece", añadió.

Expresó su agradecimiento a las "muchas horas de conversación", más de 20, dijo, que le ha brindado su antecesor monseñor Uriarte. "Me ha ayudado muchísimo, es gracioso, en sentido irónico, la contraposición que se hace entre nosotros, en el seno de la iglesia hay gran unidad entre los obispos".

Preguntado por la "ofensiva laicista", dijo que "tenemos que ser cada uno testigos de nuestra fe allí donde estemos insertados, en la vida laboral, política, enseñanza, la clave está en vivir espontáneamente nuestra fe alí donde estemos, no podemos quitar nuestra vida cristiana, vivir naturalmente lo sobrenatural, entendiendo que no tenemos dos vidas, la naturalidad es el mejor aporte que podemos hacer en la vida pública española".