Miércoles 07/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Diócesis

Montilla y Carod, en la beatificación de Josep Tous, a quien Bertone mostró como ejemplo contra la "indiferencia religiosa"

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Todas las autoridades políticas catalanas asistieron a la beatificación este domingo del capuchino Josep Tous en la basílica de Santa María del Mar de Barcelona. El secretario de Estado Vaticano, Tarcisio Bertone destacó la "confianza en Dios" del Padre Tous, a quien mostró como ejemplo contra la "indiferencia religiosa o el sentido relativista de la vida".

Las autoridades civiles estuvieron encabezadas por el presidente de la Generalitat de Cataluña, José Montilla; por el vicepresidente del Congreso de los Diputados, Jorge Fernández Díaz, el alcalde de Barcelona, Jordi Hereu; el delegado del Gobierno en Cataluña, Sr. Joan Rangel, por el Inspector general del Ejército en funciones, el vicepresidente del Gobierno de la Generalitat, Josep Lluís Carod Rovira. También asistieron al acto el ex presidente de la Generalitat Jordi Pujol y el ex presidente del Parlamento de Cataluña, Joan Rigol.

Bertone recordó que "la fe que se expresa en la confianza, porque se cree en Dios en la medida en que se confía en él; una confianza que se concreta y se hace forma de vida cuando se recurre a Dios en la oración, se participa asiduamente en la Misa dominical, se frecuentan los sacramentos y se practica la caridad. De este modo, se ha forjado el alma más genuina de esta tierra de santos, y el Padre Tous nos lo recuerda hoy, en unos momentos en que la indiferencia religiosa o el sentido relativista de la vida alejan a tantos de la rica identidad cristiana transmitida de generación en generación".

Antes de la ceremonia de beatificación, el cardenal arzobispo de Barcelona, pidió a Bertone que transmita al Papa "los sentimientos de comunión, afecto y adhesión incondicional, que siempre, pero especialmente en estos momentos, estamos a su lado y le acompañamos con la constante oración de nuestras comunidades eclesiales como lo hacía la Iglesia apostólica perseguida que oraba por Pedro, para que el Señor le asista y sea su consuelo y su fortaleza en su servicio a la Iglesia y al mundo, servicio que le agradecemos muchísimo al cumplirse los cinco años de su intenso, generoso e iluminador ministerio como sucesor de San Pedro". Y concluyó: "Comunique al Santo Padre que la Iglesia está con el Papa".