Viernes 09/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Diócesis

La diócesis de Málaga denuncia la "eclesiofobia" que lleva a discriminar económicamente a los colegios católicos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La diócesis de Málaga denuncia el diferente trato económico de los colegios concertados, en su mayoría católicos, frente a los públicos. Observa tras esta "estrategia política" una cierta "eclesiofobia o ingeniería social" contraria a la libertad de los padres a elegir la educación que quieran para sus hijos. A pesar de que las plazas concertadas son más baratas que las públicas (1.841 euros frente a 3.518 euros), y de que son más demandadas.

El editorial, publicado en la revista de la diócesis, encuentra como única explicación de la diferencia de trato en "el interés político por favorecer el trasvase de alumnos desde estos centros (católicos en su mayoría) hacia la escuela pública".

"¿Ingeniería Social? ¿Eclesiofobia?", se pregunta. "En cualquier caso, la estrategia de las administraciones fracasa año tras año, pues las plazas en los colegios concertados siguen siendo las más demandadas con diferencia. Es curioso que muchos de los políticos que abogan por privilegiar económicamente a la pública llevan a sus hijos a centros concertados, puesto que, como no son tontos, saben que destacan por la calidad de la enseñanza y la transmisión de valores".

La discriminación se produce, añade el artículo, por el apoyo que los colegios públicos reciben de los ayuntamientos, en gastos de limpieza y el mantenimiento, que no reciben los concertados. Una situación, explican, que estos suplen solicitando donativos a los padres o mediante la venta de uniformes o libros. "Unas medidas, critican, que son maliciosamente manipuladas por algunos con el fin de hacer ver un ánimo de lucro de los centros concertados. Es otra parte de la estrategia de acoso y derribo a la escuela católica", concluye la publicación de la diócesis de Málaga.