Viernes 09/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Diócesis

Laicidad positiva: en el Corpus de Toledo desfilan el presidente de la Junta, el alcalde, el Ejército y la Guardia Civil

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

A la procesión del Corpus Christi, la fiesta más importante de Toledo, no faltan ninguno de los estamentos de la sociedad manchega. Los máximos representantes políticos, académicos, militares y sociales se dan cita en una tradición religiosa que se remonta al siglo XIII.

La secular tradición de celebrarla en jueves, ha provocado que Toledo organice dos procesiones desde hace unos años. Una hoy y otra domingo, día en la que la Iglesia celebra la fiesta oficial del Corpus Christi.

Los dos días cuentan con la participación de los máximos representantes políticos, los presidentes de la comunidad autónoma, la Diputación y el alcalde de la ciudad. Las autoridades civiles caminan detrás del arzobispo siguiendo la normativa dada por el Papa Clemente V en 1311. Desde antiguo lo presidía el monarca o la persona dele­gada, recayendo la representación hasta 1978 en el Ministro de Justicia.

La Universidad de Castilla La Mancha fue la última institución laica en sumarse al desfile, haciendo su primera aparición en el Corpus de 1991.

A caballo y en traje de gala, un piquete de la Guardia Civil inicia el desfile procesional. El ejército cierra el desfile con bandera, banda de música y una compañía de honores. Desde antiguo ha estado siempre presente en la procesión toledana como lo aseguran lo innumerables documentos que desde el s. XVI hablan de su presencia escoltando al Corpus Christi.

Fue la beata Juliana de Mont-Cornillón quien promovió la festividad del Corpus Christi, que fue instituida en 1263 por el Papa Urbano IV.