Viernes 22/09/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Diócesis

La Javierada recibió la cruz de la JMJ Madrid 2011 que presidió el domingo una misa en la Catedral de Pamplona

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Coincidiendo con la segunda Javierada del año, el sábado llegó a la diócesis de Pamplona la cruz de la JMJ Madrid 2011. Durante toda la noche, permaneció en una capilla acompañada por jóvenes y voluntarios, que realizaron turnos para velar y rezar ante ella y el Santísimo. Este domingo se llevará en procesión hasta la Catedral de Pamplona.

El fin de semana pasado, el arzobispo de Pamplona y Tudela, monseñor Francisco Pérez, presidió la eucaristía de la primera Javierada de 2010, enmarcada dentro de la Novena de la Gracia dedicada a san Francisco Javier, patrón de Navarra y de las misiones.

Unos diez mil jóvenes peregrinos participaron en el evento, procedentes de Navarra, así como de numerosas ciudades de España, entre ellas Madrid, Bilbao, Zaragoza o Vitoria.

La primera vez que se peregrinó a Javier fue el año 1886, para dar gracias al Santo, por haber librado al pueblo navarro de la peste, que tantas víctimas había causado en Aragón y en Valencia.

La Marcha a Javier quedó interrumpida hasta el año 1939 en el que caminaron a Javier unos 800 peregrinos. A partir de este año es cuando la Marcha a Javier tomó el nombre de Javieradas.

En el año 1960 la Javierada se desdobló en masculina y femenina y el número de las mujeres superó al de los hombres. Poco a poco la Javierada se convirtió en mixta. La Organización de las Javieradas mantiene las dos citas mixtas, que se celebran durante el mes de marzo.

 

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·