Martes 06/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Diócesis

La Javierada recibió la cruz de la JMJ Madrid 2011 que presidió el domingo una misa en la Catedral de Pamplona

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Coincidiendo con la segunda Javierada del año, el sábado llegó a la diócesis de Pamplona la cruz de la JMJ Madrid 2011. Durante toda la noche, permaneció en una capilla acompañada por jóvenes y voluntarios, que realizaron turnos para velar y rezar ante ella y el Santísimo. Este domingo se llevará en procesión hasta la Catedral de Pamplona.

El fin de semana pasado, el arzobispo de Pamplona y Tudela, monseñor Francisco Pérez, presidió la eucaristía de la primera Javierada de 2010, enmarcada dentro de la Novena de la Gracia dedicada a san Francisco Javier, patrón de Navarra y de las misiones.

Unos diez mil jóvenes peregrinos participaron en el evento, procedentes de Navarra, así como de numerosas ciudades de España, entre ellas Madrid, Bilbao, Zaragoza o Vitoria.

La primera vez que se peregrinó a Javier fue el año 1886, para dar gracias al Santo, por haber librado al pueblo navarro de la peste, que tantas víctimas había causado en Aragón y en Valencia.

La Marcha a Javier quedó interrumpida hasta el año 1939 en el que caminaron a Javier unos 800 peregrinos. A partir de este año es cuando la Marcha a Javier tomó el nombre de Javieradas.

En el año 1960 la Javierada se desdobló en masculina y femenina y el número de las mujeres superó al de los hombres. Poco a poco la Javierada se convirtió en mixta. La Organización de las Javieradas mantiene las dos citas mixtas, que se celebran durante el mes de marzo.