Viernes 09/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Diócesis

Gallardón se empeñó en que la Cibeles acogiera la primera misa de Benedicto XVI en las JMJ y ofreció su edificio como “sacristía”

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La primera misa de Benedicto XVI en Madrid en agosto de 2011, con motivo de su asistencia a las Jornadas Mundiales de la Juventud, tendrá como escenario un emblemático lugar, la Plaza de Cibeles. Fue una petición expresa del alcalde, Alberto Ruiz Gallardón.

Fuentes eclesiásticas las que ha tenido acceso Religión Confidencial explicaron que la celebración de esa misa pública, presidida por el Papa, en el espacio madrileño de la citada plaza fue, concretamente, un empeño personal del primer mandatario municipal, que insistió en acoger ese acto a las puertas de su casa.

Es más, Ruiz Gallardón ofreció que se utilizar el viejo edificio de Correos, ahora sede la Alcaldía de Madrid, para los servicios necesarios en relación con la celebración de la eucaristía, y más en concreto darle el papel de “sacristía” para esa misa de Benedicto XVI.

De esa forma, en el inmueble municipal se arbitrarán las medidas necesarias para que los cientos de sacerdotes que estarán presentes en la eucaristía, y que en su momento distribuirán la comunión a los cientos de miles de asistentes, puedan revestirse allí y, al terminar la ceremonia, dejar allí también las vestes litúrgica, además de los copones, etc.