Domingo 11/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Diócesis

El obispo de Cádiz reclama un reconocimiento de los abuelos. "Nos descubren que las cosas importantes para ser felices son pocas"

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Con motivo de la fiesta de San Joaquín y Santa Ana, los abuelos de Jesús, el Obispo de Cádiz y Ceuta, Antonio Ceballos Atienza, pide "que se restablezca un reconocimiento público, universal y particular por los abuelos". Considera que la fiesta de San Joaquín y Santa Ana, debe ser "una fiesta de agradecimiento, para que los abuelos vuelvan a sentirse protagonistas".

 

"Sabemos de vuestra soledad y de vuestras limitaciones e impaciencias. Sabemos cuando vuestro oído, gastado, no entiende a la primera; cuando vuestra vista, cansada, requiere un lazarillo que os guíe; cuando vuestra memoria frágil nos repite lo mismo una y mil veces. A veces, nos cansamos, pero os queremos y os necesitamos", escribe Ceballos en su carta pastoral de este domingo. Citando a Juan Pablo II Ceballos agradece a los abuelos su "sabiduría acumulada con el paso de los años y que no se aprende en los laboratorios sino en la vida. Sabiduría que nos ayuda a relativizar las cosas superficiales, y a la larga estériles, y a ir a lo esencial".

Recuerda a los abuelos que "hasta el último momento de su vida se esfuerzan por difundir un clima de buen humor y alegría; que viven preocupados por los demás, esforzándose para que sean felices; que ocultan sus dolores y achaques a fin de que los demás no sufran".

"Vosotros, queridos abuelos, termina su carta Antonio Ceballos, nos ayudáis a descubrir que las cosas importantes para ser felices son pocas y, aunque es inevitable que cada uno recorramos nuestro camino, aprendiendo de errores, vosotros siempre estáis ahí para acoger y comprender, para dar aliento y, cómo no, para decirnos qué es lo más fácil y lo mejor".