Lunes 05/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Diócesis

Bono y Barreda asistirán a la beatificación del cardenal Sancha, que será concelebrada por más de 40 obispos

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Han confirmado su presencia en la beatificación del cardenal Sancha el presidente del Congreso, José Bono, el presidente de Castilla-La Mancha, José María Barreda, y el director general de asuntos religiosos, José María Contreras. Presidirá la ceremonia el prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, Angelo Amato.

Concelebrarán la misa el arzobispo de Toledo, Braulio Rodríguez Plaza, y cuatro cardenales españoles: Cañizares, Rouco Varela, García Gasco y Álvarez Martínez. También estarán presentes 40 prelados españoles.

Junto a los españoles, concelebrará el cardenal Primado de América, monseñor Nicolás de Jesús López Rodríguez, arzobispo de Santo Domingo, quien acude a la beatificación en representación de los muchos hispanoamericanos que recuerdan y agradecen al cardenal Sancha su compromiso con el continente.

Se espera que varios centenares de peregrinos de Hispano América, especialmente de República Dominicana, el país en el que Sancha realizó una de sus primeras fundaciones, estén presentes en la ceremonia del domingo en Toledo. A este grupo les acompañará un centenar de religiosas del Instituto fundado por él, las Hijas de la Caridad del Cardenal Sancha.

La beatificación tendrá como escenario el crucero de la catedral de Toledo, el lugar habitualmente utilizado en las concelebraciones en las que se espera la asistencia de gran cantidad de fieles. Como en el Vaticano, tras la proclamación del nuevo beato se descolgará un gran lienzo con una pintura realizada para la ocasión por la pintora cordobesa María José Ruiz, autora también del retrato oficial del mismo cardenal realizado con motivo de la apertura del centenario de su muerte, el pasado 22 de febrero.

Tras la ceremonia, las reliquias del nuevo beato serán depositadas en una urna de plata que se colocará bajo el altar de la capilla de San Pedro del templo primado, para cumplir la voluntad del Cardenal Sancha.