Viernes 09/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Diócesis

El Ayuntamiento de Toledo homenajeará al cardenal Sancha, que será beatificado el domingo, con una escultura en una plaza de la ciudad

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El domingo 18 de octubre, la catedral de Toledo acogerá un acontecimiento único en su larga historia: la beatificación de Ciriaco María Sancha y Hervás, cardenal arzobispo de Toledo de 1898 a 1909. El Ayuntamiento de la ciudad, de acuerdo con el arzobispado, ha decidido instalar una escultura del nuevo beato en la céntrica plaza Juan de Mariana. El alcalde toledano, Emiliano García-Page, ha recordado que Sancha “hizo mucho” por Toledo, y alabó su caridad con los más necesitados.

 

La escultura representa al cardenal Sancha paseando por una calle toledana. A ambos lados, dos figuras le acompañan: un niño y un pobre pidiendo limosna. La obra ha sido realizada por el escultor Pedro Requejo Novoa.

El cardenal Sancha fue un hombre clave en la historia de la Iglesia en España. Fue obispo sucesivamente de Ávila, Madrid-Alcalá, Valencia y Toledo. Buen gobernante, emprendedor, pionero en múltiples iniciativas, fundador de una congregación religiosa y alentador de varias más, fue encarcelado por su fidelidad a la Santa Sede.

León XIII lo llevó a Toledo en el año del ‘desastre de Cuba’, para enderezar y revitalizar el catolicismo español. El cardenal Cañizares le ha calificado como “el gran cardenal de la España contemporánea”.

 

La ceremonia de betificación del cardenal Sancha estará presidida por el prefecto de la Congregación para las Causas de los Santos, Angelo Amato, y el arzobispo de Toledo, Braulio Rodríguez Plaza.