Domingo 04/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Diócesis

El Ayuntamiento de Barcelona blindará 11 manzanas en torno a la Sagrada Familia durante la visita del Papa

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Unas 42.000 personas está previsto que asistan en directo a la ceremonia presidida por el Papa de dedicación de la Sagrada Familia el próximo 7 de noviembre. Sólo 6.500 podrán entrar en el templo. Para el resto se colocarán 36.000 sillas en los espacios cercanos donde podrán seguirla a través de 22 pantallas gigantes.

Desde 4 días antes, las autoridades de Barcelona comenzarán a blindar once manzanas alrededor del templo de Gaudí. A esas manzanas del Eixample en torno a la Sagrada Família, y la avenida Gaudí, configuran la zona acordonada a la que el domingo 7 de noviembre se podrá acceder sólo con invitación.

Las once manzanas afectadas son las ocho que rodean el templo y las tres comprendidas entre las calles Rosselló, Lepant, Còrsega y Sicília, además de toda la avenida Gaudí, hasta la entrada del hospital de Sant Pau.

El templo se abrirá a las siete de la mañana del domingo, y a las nueve se cerrarán los accesos, tanto al templo como a la zona acordonada. Quienes tienen invitaciones, distribuidas por el arzobispado a solicitantes individuales, parroquias y entidades, tienen que haberse acomodado antes de esa hora, o ya no podrán entrar en el área.