Viernes 09/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Diócesis

Asenjo lamenta la decisión de la Hermandad del Cristo de las Tres Caídas y le recuerda que "no es un ente autónomo ni independiente"

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

"Respeto la decisión pero no la comparto". Es la respuesta de monseñor Asenjo a la decisión de la Hermandad de la Esperanza de Triana de no acudir con el Cristo de las Tres Caídas al Vía Crucis de la JMJ. Les recordó que "lo único que legitima y acredita a las hermandades es su inserción en la Iglesia. Fuera de ella su identidad se desvanece", añadió.

Asenjo añadió que "la fecha del pasado viernes (cuando se votó en contra) no va a pasar a la historia de esta hermandad como una fecha brillante".

El arzobispo destacó positivamente la actitud en todo momento del hermano mayor, Adolfo Vela, y explicó que se buscó con éxito la financiación y el seguro. Además, recordó que se había localizado una iglesia en la Castellana para que la imagen trianera recibiera un culto adecuado. "Estoy muy agradecido a Adolfo Vela pero, la consecuencia más importante es que Sevilla no estará presente en este histórico Vía Crucis", añadió.

 

Monseñor Asenjo subrayó que "lo que más me preocupa es el déficit de eclesialidad que revela esta decisión". "Las hermandades y cofradías no son entes autónomos ni independientes. Son -matizó- asociaciones públicas de fieles, y siento mucho que no se haya tenido esto en cuenta en el caso de la Hermandad de la Esperanza de Triana". "Era un encuentro con el papa", añadió.

Señaló también que a la vista de esta decisión "nos queda un largo camino por recorrer" en formación cofrade. "Lo único que legitima y acredita a las hermandades es su inserción en la Iglesia. Fuera de ella su identidad se desvanece", apuntó.