Jueves 17/08/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Crónica de Roma

La vuelta de Benedicto

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Papa emérito vuelve a Roma tras dos meses fuera del Vaticano. Será en los últimos días del mes de abril o a principios de mayo.

ran las cinco de la tarde. Todas las campanas de la basílica de San Pedro sonaban. Benedicto XVI se subía al helicóptero blanco y comenzaba un momento que nadie había imaginado, El Papa dejaba el Vaticano y se retiraba. Miles de personas se reunían en la plaza de San Pedro y Castel Gandolfo para despedirle antes de que su renuncia se hiciera efectiva. Al llegar al pueblo aunque no estaba previsto Joseph Ratzinger salió a la ventana de la residencia de verano de los Papas para dar las gracias por el apoyo durante todos estos años y en especial en los últimos meses. Un agradecimiento sincero desde el corazón de quien se retira. Después, a las ocho de la tarde del 28 de febrero las puertas del palacio apostólico de Castel Gandolfo se cerraron. La Guardia Suiza se retiró de la residencia y comenzó el periodo de Sede vacante. La Iglesia quedaba huérfana y en busca de un guía para la Barca de Pedro.

Parece que ese día histórico fue hace años, pero tan sólo han pasado dos meses. Sin embargo el rápido curso de los acontecimientos hace que parezca mucho más lejano. En la Iglesia católica tenía lugar un cónclave y en el convento Mater Ecclesie continuaban los trabajos de adaptación. Después llegó Francisco al Vaticano, el Papa de la cruz de hierro que trajo nuevos modos de hacer. Empezando por la elección de su residencia: del palacio apostólico al apartamento de Casa Santa Marta.

Mater Ecclesie es el convento del Vaticano desde hace tan sólo 19 años. Allí cada cuatro años cambiaba la orden monjas de clausura que se dedicaba a rezar por la Iglesia. Antes era una casa destinada a los jesuítas que trabajaban en Radio Vaticana. Ahora será la residencia del Papa emérito. Dentro de pocos días Benedicto se trasladará allí. Llegará seguramente en coche y de manera discreta. Vendrán también las cuatro Memores Domini, consagradas de Comunión y Liberación que le ayudan en las tareas domésticas y por supuesto el fiel Georg Gänswein, su secretario personal. Como Georg es también prefecto de la Casa Pontificia en las últimas semanas no ha podido estar todo lo que debiera con Benedicto XVI, por eso, hasta que se normaliza el ritmo de vida, un diácono belga ha asumido temporalmente las tareas y acompaña permanentemente al Papa emérito. Es muy probable que se traslade también allí Georg Ratzinger, hermano de Benedicto, también sacerdote y único familiar vivo del ex papa.

Francisco seguirá en Casa Santa Marta y no sería de extrañar que no utilizara la residencia de verano de Castel Gandolfo. Benedicto estará en los Jardines Vaticanos, a pocos metros de Francisco, sin duda el nuevo Papa irá a visitarlo y quizás también a pedirle consejo.

@blancaruizanton

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·