Viernes 09/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Crónica de Roma

¿Por dónde va la “reforma de la reforma litúrgica”?

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Monseñor Guido Marini, maestro de las celebraciones litúrgicas del Papa, asegura que es necesaria una “reforma de la reforma” de la liturgia; dar un paso más en la comprensión del auténtico espíritu de la liturgia y su celebración”.

El maestro de las celebraciones litúrgicas pontificias dio una conferencia el pasado 6 de enero a un grupo de sacerdotes de países de lengua inglesa que participaban en Roma en un encuentro con motivo del Año Sacerdotal.

El objetivo de la “nueva” reforma litúrgica, dijo, debería ser "poner en práctica la reforma providencial de la liturgia que los padres del Concilio Vaticano II lanzaron y que no siempre se ha hecho en modo correcto y oportuno”.

Monseñor Marini subrayó que la liturgia de la Iglesia debería caracterizarse por la continuidad histórica, “un término -el de la continuidad- muy querido por el Santo Padre, para quien es el único criterio de autoridad con el que se puede interpretar correctamente la vida de la Iglesia".

Con un par de ejemplos que pusieran de relieve la continuidad en la liturgia en las celebraciones papales, el prelado mencionó la tradición de rezar mirando hacia Oriente, es decir cara a Dios, que se pone actualmente de manifiesto por la colocación del crucifijo en el centro del altar de la Basílica de San Pedro.

Por otra parte, se refirió a la “adoración”, que es, explica, “unión con Dios”, y que debería ser un criterio para las futuras prácticas litúrgicas, porque todo en la liturgia debe llevar a la adoración. En este sentido, recordó la norma, en las celebraciones liturgias papales, de recibir la sagrada comunión en la lengua y de rodillas.

Por Alfonso Bailly-Bailliére