Jueves 24/08/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Crónica de Roma

Los últimos documentos del mayordomo

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Después de que las aguas del caso Vatileaks se amansaran, con la renuncia de Benedicto XVI el Vaticano quiere que ese episodio de fugas de documentos y tramas internas se cierre para siempre, también de manera legal.

Paolo Gabriele, el principal inculpado en el caso Vatileaks sigue viviendo dentro del Vaticano, a pesar de que su trabajo ha pasado del apartamento pontificio a una oficina del hospital infantil Bambino Gesù. Ahora, con la renuncia de Benedicto XVI el Vaticano quiere dejar atado y bien atado los últimos cabos de este escándalo sin precedentes y asegurarse de que Paoletto, el mayordomo infiel, guardará secreto de lo vivido allí dentro. Algo que puede parecer muy dramático, pero que se traduce a algo tan simple como que Gabriele no irá por los platós de televisión a contar la filtración de documentos de la mesa del Papa en primera persona. Una hipótesis que podría parecer imposible, pero que llegados a los niveles en los que se movió la traición de Paoletto, ya no extrañarían a nadie.

Por eso el departamento de asuntos legales del Vaticano ha preparado los últimos documentos del mayordomo por los cuales firma guardar silencio sobre todo lo relacionado con los servicios que prestó al Papa. La firma se hará efectiva en los próximos días para cerrar esta triste página del Pontificado de Benedicto XVI.

Un acuerdo magnánimo porque la generosidad del Papa hacia su mayordomo, a pesar de la descarada traición, ha sido evidente. Quizás demasiada. Porque la pena de 18 meses de cárcel a la que se le condenó a Paoletto después de filtrar documentos de la misma mesa del Papa era mínima, y mucho menor cuando antes de Navidad Benedicto XVI le concedió la gracia para que pudiera volver con su familia. Lo mismo con el trabajo posterior en el Bambino Gesú. Y es que por lo que se ha podido saber tras la concesión de la gracia, el Papa continuó teniendo relación con Paoletto. Quizás por la amistad que les unía, quizás por el gran corazón y la rápida capacidad de perdonar a los que te ofenden o quizás porque ahora, más que nunca, jamás sabremos toda la verdad del caso Vatileaks. Una página para olvidar.

@blancaruizanton

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·