Viernes 09/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Crónica de Roma

La tentación de buscar poder y hacer carrera en la Iglesia

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Benedicto XVI ha vuelto a hablar de la tentación del poder y de la carrera, pero no solo dentro de la Iglesia, sino también en la sociedad civil.

Glosando durante la audiencia general de ayer la figura de Santo Domingo de Guzmán, fundador de la Orden de Predicadores, conocidos también como Dominicos, el Papa recordó que fue elegido canónigo de la Catedral de Osma. Sin embargo, “aunque este nombramiento podía representar para él un motivo de prestigio en la Iglesia y en la sociedad, no lo interpretó como un privilegio personal, ni como el inicio de una brillante carrera eclesiástica, sino como un servicio hecho con dedicación y humildad”, subrayó el pontífice.

En este contexto, el Papa se preguntó si “la carrera y el poder no son una tentación de la que no están exentos ni siquiera quienes tienen un papel de animación y de gobierno en la Iglesia”, es decir, los que ostentan cargos de responsabilidad.

Ya en el famoso Via Crucis del Viernes Santo de 2005 en el Coliseo de Roma -eran los últimos días de vida de Juan Pablo II-, el entonces cardenal Ratzinger hizo un llamamiento frente al problema de los que pretenden hacer carrera en la Iglesia, en vez de servir según el mensaje evangélico.

“No buscamos poder, prestigio, estima para nosotros mismos”, dijo el Papa recordando la invitación lanzada durante la consagración de algunos obispos el año pasado. “Sabemos cómo las cosas en la sociedad civil, y no raramente también en la Iglesia, sufren por el hecho de que muchos de aquellos a quienes se les ha conferido una responsabilidad trabajan para sí mismos y no para la comunidad”.

Benedicto XVI hizo hincapié en la idea de que en la vida de los santos, como en la de Domingo de Guzmán, “el amor al Señor y al prójimo, la búsqueda de la gloria de Dios y de la salvación de las almas caminan siempre juntas”.

Por Alfonso Bailly-Bailliére