Martes 06/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Crónica de Roma

Una propuesta de ley para que se reconozcan los derechos desde la concepción

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El presidente del Movimiento por la Vida italiana, Carlo Casini, ha presentado en el Senado una propuesta de ley para que se reconozcan los derechos de la persona desde su concepción. El objetivo es modificar el Código civil con las palabras: "Todo ser humano tiene la capacidad jurídica desde el momento de la concepción".

La propuesta, elaborada por Casini y ya presentada por la UDC (Unión de los Demócratas Cristianos), ha sido respaldada por el presidente de los senadores del partido conservador PDL (Popolo della Liberta), Maurizio Gasparri y por los vicepresidentes Gaetano Quagliarello y Laura Bianconi.

Gasparri propuso una amplia convergencia sobre este tema, sobre todo de los miembros parlamentarios que se reconocen en el Partido Popular Europeo y advirtió que no con esta propuesta no se trata de atacar la 194 (ley del aborto), “sino de reconducirla al significado querido por los legisladores en la carta y evitar que se llegue a una contorsión hasta el punto de negar al concebido la dignidad de persona y de usar el aborto como contraceptivo, dos condiciones que la ley rechaza".

El presidente de Pro-Vida invitó a todas las fuerzas políticas "a un esfuerzo de convergencia sobre estos temas" e hizo hincapié en que “la presentación de esta propuesta de ley no es un gesto demostrativo, sino una batalla política". Se trata, especificó, de dar "un paso histórico y sobre todo simbólico, dado que estamos a veinte años de la declaración de los derecho del niño".

Por este motivo, resaltó que sería verdaderamente importante y significativo que, sobre un tema tan delicado, “confluyeran tanto la mayoría como la oposición".

Respecto a la reducción del número de abortos, objetivo compartido por todos, Casini puso el ejemplo de las legislaciones de Polonia y España. Sobre el aborto voluntario, las dos leyes son idénticas, dijo Casini, pero en 2007, en Polonia se produjeron 313 abortos, mientras que en España ascendieron a 120.000.

En su opinión, "la diferencia sustancial está en que la ley polaca se refiere en el primer punto al concebido como persona, mientras que para una cierta cultura política española, el concebido es "algo", un amasijo de células, que no tiene derechos".

Por Alfonso Bailly-Bailliére