Martes 06/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Crónica de Roma

Se presenta finalmente el dicasterio para la nueva evangelización

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

En medio de una gran expectación, ayer se presentó en público el nuevo dicasterio que presidirá a partir de ahora el arzobispo italiano Salvatore Fisichella, y que fue anunciado por el Papa el pasado 30 de junio.

Como todas las oficinas de la Curia Romana, también el Consejo Pontificio para la Promoción de la Nueva Evangelización, ha sido aprobado por el Papa. En el documento “Motu Proprio”, conocido con el nombre de “Ubicumque et semper”, el pontífice resalta que la Iglesia tiene el deber de anunciar siempre y en todas partes el Evangelio de Cristo.

A pesar de que en estos días se está celebrando en el Vaticano el Sínodo de los Obispos para Oriente Medio, el Aula Magna “Juan Pablo II” de la Oficina de Prensa de la Santa Sede estaba llena de periodistas deseosos de conocer finalmente -tras tres meses y medio del anuncio- la estructura y finalidades del Consejo Pontificio.

El motivo principal que ha llevado a Benedicto XVI a instituir este nuevo dicasterio -distinto del de Propaganda Fide, que se dirige a los pueblos de primera evangelización- es combatir la indiferencia religiosa en los lugares de antigua cristianización, sobre todo en Occidente, cada vez más secularizados y en los que se difunde con fuerza el relativismo y el ateísmo.

Por lo que concierne al organigrama de la nueva oficina, hasta el momento no se han dado a conocer los nombres del secretario y del subsecretario que colaborarán estrechamente con el presidente, ni el de los oficiales.

Frente al peligro de que el nuevo “ministerio vaticano” suponga una mayor burocratización de la Curia Romana, monseñor Fisichella subrayó que Benedicto XVI “no es el hombre de la burocracia, sino del anuncio. Con profunda inteligencia teológica ha sabido individuar este espacio para comprometer a la Iglesia en una misión concreta”.

Por Alfonso Bailly-Bailliére