Sábado 03/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Crónica de Roma

Más de un millón y medio de personas visitarán la Sábana Santa de Turín

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Cuando quedan dos meses para que comience la ostensión (muestra) de la Sabana Santa de Turín (Italia), que se realiza en muy pocas ocasiones, ya han reservado entrada un millón de personas.

Las dos anteriores muestras tuvieron lugar en 1998 –a la que acudió Juan Pablo II- y en 2000, con motivo del Gran Jubileo de la Iglesia católica. Benedicto XVI ha confirmado su presencia en Turín el próximo 2 de mayo, donde probablemente presidirá una misa en el atrio de la Catedral de la ciudad.

Las reservas en el sito www.sindone.org proceden a un ritmo elevado; unas 15-20.000 personas se apuntan cada día y actualmente se ha rebasado la cifra de 970.000. En realidad, dicen los organizadores, es el mismo número de visitantes de la ostensión del 2000, cuando se expuso durante 79 días. Dos años antes, en 1998 (a veinte años de la última exposición), la Síndone fue visitada por 2.400.000 personas en 57 días.

Esta vez, la muestra durará 40 días -del 10 de abril al 23 de mayo-, y se calcula que los peregrinos puedan llegar a superar el millón y medio. Según el asesor de la Cultura de Turín, Fiorenzo Alfieri, presidente del Comité para la Ostension (de la que forman parte los entes locales y la Curia), “los fines de semana están ya bastante llenos; hay 35.000 reservas cada sábado y cada domingo, y es probable pensar que al final lleguen a ser 50.000”.

Por el momento, los peregrinos de fuera de Italia que han reservado la entrada son 61.000. Entre ellos hay 12.900 franceses, 8.386 alemanes, 5.803 americanos, 5.508 españoles, 4.678 polacos, 2.410 rusos, 1.755 húngaros, hasta llegar a cinco ciudadanos de Arabia Saudita, 40 chinos, 8 que vendrán de tierras polares del Ártico. El 64% de las reservas procede de grupos organizados, mientras solo el 12,57% corresponde a individuos o pequeños grupos de hasta diez personas.

Para millones de cristianos la Sábana Santa de Turín es el sudario que envolvió el cuerpo de Jesucristo tras su muerte. El sudario es una pieza de lino tejida en forma de espina de pescado que mide 4,37 metros de largo y 1,11 de ancho. En ella está impresa la imagen frontal y dorsal de un hombre; tiene también manchas de color rosa, debidas a la presencia de sangre.

Por Alfonso Bailly-Bailliére