Viernes 09/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Crónica de Roma

El patriarca ortodoxo ruso se muestra, sin complejos, de acuerdo con el Papa

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

El Patriarca de Moscú y de todas las Rusias, Cirilo, se muestra totalmente de acuerdo con Benedicto XVI en las “numerosas cuestiones, urgentes morales” y asegura su cercanía al Papa, que a menudo recibe críticas de “teólogos y medios de comunicación occidentales liberales” por sus ideas.

En una entrevista reciente antes de su partida a Ucrania, donde realiza una visita oficial del 20 al 28 julio, el patriarca vuelve a hacer hincapié en la afinidad de puntos de vista con el Santo Padre, en particular sobre la defensa de los valores comunes.

“En muchas cuestiones morales y de interés público, la postura del Papa coincide plenamente con la de la Iglesia Ortodoxa Rusa. Esto -declaró el patriarca- nos ofrece la oportunidad para sostener los valores cristianos junto con la Iglesia católica, especialmente en las organizaciones y foros internacionales”.

En otro momento de la entrevista, el patriarca Cirilo -que sucedió a Alejo II en febrero de 2009- define un “fenómeno muy peligroso” en el protestantismo contemporáneo el hecho de que los cristianos hayan dejado que “elementos pecaminosos del mundo, que les ofrece la sociedad secular, entrasen en su propio mundo interior, justificándolos”.

En este contexto, subrayó que el resultado es que “frases hechas liberales filosóficas seculares se repiten en el interior de las iglesias protestantes y arraigan en el pensamiento religioso”. El patriarca se estaba refiriendo en concreto a los temas del sacerdocio femenino y de la homosexualidad.

El Papa ha hallado un gran aliado en la Iglesia ortodoxa rusa. La relación positiva que se ha instaurado con la Iglesia católica es uno de los logros más sobresalientes del pontificado de Benedicto XVI.

Preguntado hace un par de meses por los motivos que han llevado a este extraordinario cambio, el Metropolita Hilarión, presidente del Departamento para las Relaciones Eclesiásticas Exteriores del Patriarcado de Moscú, señaló tres: la persona de un nuevo Papa, de quien tiene una gran estima el mundo ortodoxo ruso; la común visión sobre el desafío de la descristianización de países que en el pasado eran el corazón de la cristiandad y en tercer lugar, que católicos y ortodoxos coinciden en que la vía maestra para la nueva evangelización está en confiarse a la gran tradición cristiana.

Por Alfonso Bailly-Bailliére