Martes 06/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Crónica de Roma

El milagro de Juan Pablo II sí vale: podría ser beatificado en 2011

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Tras varios meses de estancamiento, el proceso de beatificación de Karol Wojtyla sigue su curso. La consulta médica debería ser convocada dentro de pocas semanas para pronunciarse sobre el caso de la curación milagrosa de la monja francesa Marie Simon-Pierre -gravemente enferma de Parkinson-, a las pocas semanas de la muerte de Juan Pablo II.

En realidad, según el vaticanista Andrea Tornielli, el proceso nunca se había roto oficialmente, aunque desde hace meses estaba paralizado por algunas dificultades con el supuesto milagro presentado por el postulador de la causa de beatificación, monseñor Slawomir Oder.

A finales de diciembre pasado, el Papa promulgó el decreto de reconocimiento de virtudes heroicas del venerable Juan Pablo II, y muchos creyeron que tras la última fase, la investigación sobre el milagro, sería beatificado incluso este año.

La Congregación para las Causas de los Santos había pedido dos dictámenes médicos después del presunto milagro. El primero fue positivo, y el segundo, que se había preanunciado negativo, en realidad es también positivo.

Por tanto, no será necesario cambiar el milagro en estudio, como se había especulado hace unos meses, aunque en realidad habría muchos casos para elegir, dado el gran número de informes de gracias recibidas por intercesión del pontífice polaco desde su fallecimiento, el 2 de abril de 2005.

Ahora, la consulta médica presidida por el profesor Polisca, médico personal de Joseph Ratzinger, examinará el caso en diciembre. El hecho de que la Congregación para las Causas de los Santos haya dado el visto bueno para que se siga adelante, quiere decir que considera que la curación puede ser válida, y por tanto aprobada.

Parece que la “desaceleración” del proceso de beatificación obedece a la necesidad de verificar la consistencia del supuesto milagro. Si se aprueba en diciembre, será necesario otro mes para que la documentación sea examinada por los teólogos y después por los cardenales y obispos de la congregación, antes de llegar a la mesa del Papa. La beatificación podría tener lugar entonces dentro de un año.

Por Alfonso Bailly-Bailliére