Domingo 20/08/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Crónica de Roma

El matrimonio no es una novela, recuerda el Papa

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Una ceremonia histórica en el Vaticano la que se ha celebrado el domingo 14 de septiembre en la cual veinte parejas recibieron el Sacramento del Matrimonio delante del Papa Francisco.


Un artículo de...

Mercedes  De La Torre
Mercedes De La Torre

Corresponsal en el Vaticano

Más artículos de Mercedes De La Torre »

“Una de las genialidades del Papa Francisco” el celebrar la Misa con el rito del matrimonio a pocos días del comienzo del Sínodo extraordinario de los Obispos sobre la familia, lo ha calificado el padre Guillermo Gutiérrez del Pontificio Consejo para la Familia.

El Obispo de Roma ha pedido que las historias de las parejas no fueran “tradicionales”, como lo anunciamos en este artículo de Religión Confidencial, y este hecho ha lanzado una invitación clara también a la gente “lejana”.

El matrimonio “es símbolo de la vida, de la vida real, no es una novela” ha dicho el Papa quien no ha ocultado que la misión del matrimonio “no es un camino llano, sin problemas” ya que “no sería humano” sino que es “un viaje comprometido, a veces difícil, a veces complicado, pero así es la vida”, ha reiterado.

El Papa ha invitado a los presentes a pensar en sus familias “en camino, por los derroteros de la vida, por las vicisitudes de cada día… para darse cuenta en la fuerza “incalculable de humanidad” por: la ayuda mutua, la educación de los hijos, las relaciones que maduran a medida que crecen las personas, las alegrías y las dificultades compartidas… y en esta línea ha asegurado que “las familias son el primer lugar en que nos formamos como personas y, al mismo tiempo, son los “ladrillos” para la construcción de la sociedad”. 

Posteriormente, el Pontífice ha recordado que “el amor de Jesús, que ha bendecido y consagrado la unión de los esposos, es capaz de mantener su amor y de renovarlo cuando humanamente se pierde, se hiere, se agota” y ha definido el matrimonio como el “camino juntos de un hombre y una mujer, en el que el hombre tiene la misión de ayudar a la mujer a ser mejor mujer, y la mujer tiene la misión de ayudar a su marido a ser más hombre”.

Sin embargo, Francisco ha recordado también a las parejas de esposos “que se sienten cansadas del camino” de la vida conyugal y familiar por lo que ha animado a los nuevos esposos a encontrar en el Sacramento la fuente de agua y les ha deseado “un buen camino, un bello camino, un camino fecundo” en donde “el amor crezca” y a pesar de que habrá dificultades estará “el Señor para ayudarlos a ir adelante”.

@mercedesdelat


“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·