Martes 17/10/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Crónica de Roma

El 'matrimonio gay', los derechos individuales y la palabras de monseñor Paglia

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Nada nuevo bajo el sol. Ni el Vaticano ha cambiado su opinión ni deja de haber interesados que buscan crear confusión a su conveniencia.

Todo ocurrió durante una rueda de prensa la semana pasada. El recién nombrado presidente del Pontificio Consejo para la Familia, monseñor Vincenzo Paglia, habló, entre otras muchas cosas, sobre el aumento de la convivencia no familiar. Respondía a la pregunta de un periodista sobre qué apoya la Iglesia: ¿Matrimonio entre personas del mismo sexo, los pactos civiles o el derecho común? A lo que el nuevo presidente del Pontificio Consejo para la Familia aseguró que la Iglesia está "en contra de cualquier discriminación" por su tendencia sexual. Y acto seguido vinieron las declaraciones de la discordia: "Pienso que el actual Código Civil y Patrimonial [italiano] da soluciones que hay que tener en cuenta. Soluciones para el aspecto patrimonial y para facilitar otros aspectos de la vida, para impedir que se hagan injusticias a los débiles. Hay que razonar. Pero, subrayo, dentro de las prospectivas de los derechos individuales, del derecho privado".

Lo explica la agencia RomeReports: "El arzobispo distinguió entre derechos del individuo, que hay que respetar, y derechos de la pareja, que no existen en este caso: Dijo que no se puede reconocer el matrimonio sólo porque existan lazos afectivos entre personas e invitó a buscar alternativas en el derecho privado".

Se ha hablado de estas declaraciones por activa y por pasiva y se les han dado numerosas interpretaciones, pero pocos medios han reproducido de manera exacta las palabras de Paglia mientras que muchos las matizado, interpretado o manipulado. Cada uno a su nivel y, por supuesto, según sus intereses. Pero basta detenerse en su literalidad para comprobar que no hay nada nuevo.

El Vaticano no ha cambiado su postura ante el matrimonio homosexual y tampoco su oposición a la discriminación de cualquier persona. En palabras de Paglia, "la autosuficiencia del sentimiento no justifica el matrimonio". "Las situaciones personales no pueden convertirse en norma o ley de vida. No discriminación sino comprensión y atención pastoral para ellos. Esto, sin embargo, no quiere decir que se equiparen los derechos individuales con los derechos de la pareja unida en matrimonio". Lo dicho, nada nuevo bajo el sol, ni en las palabras del prefecto ni en las interpretaciones maledicentes de los que no quieren entender.

@blancaruizanton

·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·