Jueves 17/08/2017. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Crónica de Roma

El llanto del Papa

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Un momento inolvidable durante el viaje del Papa Francisco a Albania ha sido el instante en el que el Pontífice se conmovió hasta las lagrimas.



Papa Francisco Albania El Papa Francisco abraza a un sacerdote preso durante el comunismo (L'Osservatore Romano)

Un artículo de...

Mercedes  De La Torre
Mercedes De La Torre

Corresponsal en el Vaticano

Más artículos de Mercedes De La Torre »

Nuevamente Francisco da una lección de sencillez al escuchar con el corazón abierto la historia de un sacerdote y una religiosa que sobrevivieron a la persecución comunista en Albania.

Durante la celebración de las Vísperas en la catedral de San Pablo de Tirana junto a sacerdotes, religiosos, seminaristas y movimientos laicales el Papa se conmovió con la historia de Don Ernest quien estuvo 18 años en prisión bajo el régimen comunista, fue torturado y sometido por 10 años a trabajos forzados.

Cuando Don Ernest terminó su narración, Francisco le dio un fuerte abrazo con lagrimas en los ojos y después dejó el discurso escrito a un lado y comenzó a hablar espontáneamente. En ese momento explicó que llevaba dos meses preparando la visita leyendo la historia de la Iglesia en Albania y confió que fue una sorpresa para él saber “que este pueblo había sufrido tanto”.

“Es un pueblo de mártires, y hoy al inicio de esta celebración hablé con dos. Lo que yo les puedo decir es lo que ellos mismos dijeron con sus palabras sencillas, pero de cosas tan dolorosas. Y podemos preguntarles a ellos cómo hicieron para sobrevivir a tanta tribulación”, ha afirmado el Papa.

Horas después, en el vuelo de regreso Tirana-Roma los periodistas le dijeron que todos lo habían visto llorar por primera vez y Francisco explicó con sencillez: “Escuchar a un mártir hablar de su martirio, ¡es muy fuerte! Creo que todos los que estábamos allí, estábamos emocionados: todos. Y esos testigos hablaban como si estuvieran hablando de otro, con una sencillez y una humildad” y concluyó: “Me hizo mucho bien...''

Además, el Papa explicó que en ese período cruel de la historia en Albania los mártires fueron no sólo católicos, sino también ortodoxos y musulmanes a quienes les decían: "No tienes que creer en Dios" . "Yo creo" . Y ¡bum!, los mataban. Por lo que insistió en que “los tres componentes religiosos han dado testimonio de Dios y ahora dan testimonio de la fraternidad''. 

@mercedesdelat


“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·