Martes 22/08/2017. Actualizado 17:39h

·Publicidad·

Crónica de Roma

Lo que leen los vaticanistas

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

Con la renuncia de Benedicto XVI, el cónclave y la elección de Francisco los ojos del mundo de dirigieron hacia Roma, hacia el Vaticano y en concreto a la chimenea de la Capilla Sixtina. Miles de periodistas llegaron a la Ciudad Eterna para cubrir ese evento histórico, muchos de ellos se definían como 'vaticanistas' un título, un cargo, una especialización que pocos pueden atribuirse.

Los vaticanistas de la vieja escuela, los que llevan años, décadas, en la Sala de Prensa ven con atención cada uno de los pasos que se dan en la terza loggia, en la Sala Clementina, en el Aula Pablo VI. Pocas imágenes trascienden al mundo de los encuentros oficiales y podrían pasar sin pena ni gloria para el resto del mundo, pero tienen un significado distinto para un verdadero periodista especializado. En el Vaticano quien cierra una puerta o quien no, se traduce en quien asume las labores de secretario. Gestos que sólo periodistas expertos son capaces de traducir para el resto del mundo.

Celosos de su información, cada uno de los verdaderos tiene su técnica, su método y sobre todo sus contactos, pero algo en lo que todos coinciden es en 'El Sismógrafo' y en 'Raffaella'. Dos blogs especialmente sencillos y sin grandes pretensiones estéticas pero en los que se encuentra toda la información del Vaticano mucho antes que en las páginas oficiales de la Santa Sede.

"Para nosotros, vaticanistas, no podemos despreciar ciertas fuentes de información como el blog de Raffaella. Desde siempre nos ha ayudado mucho ya que ponía a disposición una gran cantidad de material para estudiar y analizar el pontificado de Benedicto XVI" dice Charles de Peychperou, un de los periodistas de la agencia francesa IMedia y que casualmente dio la noticia de la renuncia de Benedicto XVI a la vez que la agencia italiana ANSA, pero cuya repercusión fue mucho menor por tratarse de una agencia francesa, en un mundo dominado por periodistas italianos. "Ahora este blog ha perdido lectores porque tiene menos interés. Esperemos que otros aficionados del Papa Francisco creen un blog similar ya que es especialmente útil", asegura De Pechpeyrou.

"Nadie conoce a Raffaella, o quien la conoce no lo dice" afirma Luis Badilla, director de otra de las páginas más visitada por los vaticanistas: Il Sismografo.

Badilla trabaja en Radio Vaticana, pero es también director de una de las páginas imprescindibles para los periodistas especializados en Vaticano. Aquí se encuentran los textos del Papa mucho antes de que se cuelguen en vatican.va, recopilan textos de todo el mundo sobre temas relacionados con la Iglesia en inglés, francés, español, portugués e italianos. Son los primeros y también los más completos a pesar de que son un equipo de dos personas.

Trabajan desde las 7 de la mañana hasta las 10 de la noche, "siempre que no ocurra algo inesperado", dice Badilla, quien actualiza en su blog información que viene desde todas las partes del mundo. Una herramienta fundamental y uno de los secretos mejor guardados de los periodistas que informan al mundo sobre los entresijos del Vaticano.

@blancaruizanton

“Somos
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·
·Publicidad·