Domingo 04/12/2016. Actualizado 01:00h

·Publicidad·

Crónica de Roma

De jóvenes, pubs y vocaciones sacerdotales en Australia tras la JMJ

    • Facebook (Me gusta)
    • Tweetea!
    • Google Plus One
  • Compartir:

La archidiócesis de Sydney experimenta un “boom” de vocaciones sacerdotales, fruto del Año Sacerdotal que vive la Iglesia católica y de la Jornada Mundial de la Juventud celebrada en 2008 en esa ciudad.

El próximo mes de junio están previstas seis ordenaciones sacerdotales, numerosos jóvenes han entrado en el seminario y otros tantos están interesados en la vida religiosa, iniciando desde hace poco un proceso de discernimiento vocacional.

Los responsables de la pastoral de la archidiócesis australiana están muy contentos por este empujón que están experimentando en el Año sacerdotal, convocado por el Papa en el 150 aniversario de la muerte de Juan María Vianney, el Santo Cura de Ars.

Las raíces de este florecimiento vocacional ahondan también en la experiencia de la Jornada Mundial de la Juventud, que tuvo lugar en Sydney en julio de 2008, y que “sensibiliza y sacude la conciencia de los jóvenes, despertando la semilla del Espíritu Santo en sus corazones y en el deseo de responder a la llamada de Dios”, según los pastores de la archidiócesis.

El cardenal George Pell, arzobispo de Sydney, ordenará seis nuevos sacerdotes el próximo 11 de junio. Se trata del grupo más numeroso desde hace veinte años.

Además, en julio de 2010 recibirán el diaconado dos seminaristas ugandeses que han estudiado en Australia, y después regresarán a este país para realizar su labor pastoral.

“Si en los últimos años, a partir de 1980, uno de los problemas que la Iglesia australiana ha tenido que afrontar es el de la escasez de vocaciones sacerdotales, ahora la tendencia parece invertirse y hay un cierto crecimiento”, señala el responsable de la pastoral de la archidiócesis.

 

El Rector del Seminario del Buen Pastor, en Sydney, señaló que este año han sido aceptados diez nuevos candidatos, que han comenzado sus estudios filosóficos y teológicos. Según él, “la Jornada Mundial de la Juventud ha tenido una influencia positiva” , y están dando también sus frutos otras formas modernas de evangelización de los jóvenes, adoptadas en Australia, como el uso de las nuevas tecnologías, los blogs, las reuniones con un trasfondo religioso, organizadas también en los pubs, etc.

 

Por Alfonso Bailly-Bailliére